Es Noticia

Otra hazaña de los campeones españoles en los Oscar

Se estrena «Ni distintos ni diferentes: Campeones», un documental sobre la vida real y los problemas del reparto de la película de Fesser

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las lecciones no siempre se encuentran en los libros. A veces, basta con sentarse en la butaca de una cancha de baloncesto y ver la maestría con la que un grupo de discapacitados intelectuales pierde un partido. Digerir la derrota y abatir el escepticismo de su entrenador, interpretado por Javier Gutiérrez, con esa naturalidad les elevó al primer puesto de la taquilla española, con una recaudación cercana a los 20 millones de euros. Pero, lejos de conformarse con semejantes logros, los «Campeones» de Javier Fesser se impusieron en otra competición, la de representar a España en los Oscar. Porque cuando se cree en algo, cualquier meta es posible, incluso viajar a Hollywood como embajadores de la industria de su país. «Me gustaría ir porque hay que ver tornados», dice uno de los protagonistas, Stefan López, un joven autista de 21 años aficionado a la meteorología.

Lejos de menguar, su fenómeno sigue imparable. Tanto, que ocho meses después de su estreno en cines se reinventa en forma de documental, que dirige Álvaro Longoria. «Ni distintos, ni diferentes: Campeones» sigue a ese entrañable equipo de baloncesto que conquistó los corazones del público nacional, sus familiares y educadores en situaciones cotidianas. El largometraje abunda en los problemas que estos chicos han tenido a la hora de adaptarse al sistema educativo o al laboral, y su manera de hacerles frente.

«Nos falta la naturalidad y la pureza que tienen nuestros protagonistas», aseguró Longoria en rueda de prensa. «En nuestra sociedad somos muy quejicas, hacemos de todo un drama y cuando ves a estos héroes que en situaciones muy difíciles sacan una sonrisa y son optimistas... es toda una lección». Esa sinceridad que transmiten se ganó también a Javier Gutiérrez, que coincide con el realizador. «Su pureza e ingenuidad son algo que a mí me desarma», reconoció el ganador del Goya a ABC en una entrevista durante la promoción de la cinta de Fesser.

«Parte de lo que esta película puede hacer es enseñar que hay trabajos para todo tipo de personas. Todos los que están aquí están trabajando, aunque el salario es un aspecto a mejorar», considera Longoria, que antes de embarcarse en esta aventura recorrió el Sahara en «Hijos de las nubes» y Corea del Norte en «Propaganda Game».

La repercusión ha sido tal que los protagonistas del filme han percibido el cambio de la sociedad, que ya no los trata igual. «Antes, la gente nos miraba muy mal. En el transporte público por mucho que te arrimabas a la gente no podías mantener una conversación. Ahora han visto la película y se han dado cuenta de que pueden relacionarse con nosotros. Ya no somos bichos raros. Somos personas con diferente capacidad», le confiesa a Europa Press Alberto Nieto, uno de los actores de «Campeones», durante la presentación del documental.