ES NOTICIA EN ABC

Nikolaj Coster Waldau: «No volvería a rodar otra serie tipo "Juego de tronos"»

El actor danés presenta su primera película tras el fenómeno. Su intención: que el público se olvide de Jaime Lannister

El actor Nikolaj Coster-Waldau durante la presentación de la película ‘Suicide Tourist’ en la 52 Edición del Festival de Sitges
El actor Nikolaj Coster-Waldau durante la presentación de la película ‘Suicide Tourist’ en la 52 Edición del Festival de Sitges - EP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Nikolaj Coster-Waldau (Dinamarca, 1970), el apuesto Jaime Lannister de Juego de tronos, la serie más premiada y con más fans de los últimos años, ha presentado en el Festival de Sitges su primera película tras el apabullante fenómeno mundial. En «Suicide Tourist», un thriller hecho en su país, su personaje, con una enfermedad terminal, sufre una crisis existencial y decide ingresar en un idílico (solo en apariencia) resort clandestino donde pasar los últimos días de su vida.

Un papel que, de primeras, parece escogido a propósito por el actor danés para desembarazarse de su dorada armadura de caballero de cuento, pues Max, su personaje, luce un look radicalmente distinto: pijama a rayas, gafas de ver y el pelo lamido. «En realidad, me gusta andar en pijama todo el día», había reído en la rueda de prensa por la mañana. Durante la entrevista posterior con ABC se explica, con cierta seriedad. «En esta película, mi personaje tiene miedo a perder el control. Y no hay nada mejor para esa imagen controladora que las gafas de ver con montura de metal que lleva, el pelo aplastado en la cabeza, un bigote muy específico. Yo quise que fuera como me imaginé a Max en la cabeza».

En su cabeza, sin embargo, no parece haber cabida para más Juego de tronos». Coster-Waldau quiere pasar página. «Cuando empecé en 2011, ‘Juego de tronos’ solo era una serie de fantasía que tenía un interés muy limitado. Con el tiempo, su público se fue ampliando, y fue ganando más fans», comenta. Juego de tronos se convirtió, según el actor, en la serie más importante del mundo, pero «en mi mundo, la serie constituye una pequeña parte de mi carrera».

Y recalca: «No me identifico como ‘el actor de ‘Juego de tronos’. Estoy muy agradecido porque gracias a la serie he podido hacer otros trabajos. Durante esas ocho temporadas he rodado dos películas al año. De hecho, he pasado más tiempo trabajando en el cine que en la televisión».

Ante el temor de que los fans de los Lannister le persigan haga el trabajo que haga, el actor no duda. «El público entiende la diferencia. No creo que un fan de ‘Juego de tronos’ vaya a ver una de mis películas y piense que va a reencontrarse con el personaje de Jaime Lannister y que vaya a decir: ‘Devuélvame el dinero’. Si hay alguno que lo dude, le diría: "Si te gustó Juego de tronos espero que te guste esta nueva historia ahora"».

¿Y volvería a hacer una serie de la envergadura de Juego de tronos? Responde tajante. «No. No volvería a rodar otra Juego de tronos». El actor, que tiene dos películas en camino –una en su país y otra en EE.UU.–, abre la puerta a otro tipo de ficción televisiva, de cualquier género, pero «tendría que ser algo muy distinto, algo diferente porque eso ya lo he hecho».