ES NOTICIA EN ABC

Muere Horacio Valcárcel, guionista imprescindible de los clásicos de José Luis Garci y Antonio Mercero

El libretista gallego ha fallecido a los 86 años tras una vida llena de éxitos

Horacio Valcárcel
Horacio Valcárcel - PIPO FERNÁNDEZ/ACADEMIA DE CINE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Era un lunes cualquiera, cita obligada en la que Antonio Mercero, José Luis Garci y Horacio Valcárcel quedaban a comer y alargaban la sobremesa hablando del cine y de la vida. En esas, a uno de los tres amigos se le ocurrió imaginar un gag de humor sin salir de una cabina de teléfonos mientras otro planteaba cómo resolvería Hitchcock esa situación. El tercero, Horacio Valcárcel, apuntaba los detalles. La anécdota la contaba el propio Mercero en una entrevista en ABC sobre «La cabina» y ayer la rememoraba José Luis Garci tras conocerse el fallecimiento de Horacio Valcárcel, guionista, director y productor que participó en algunas de las películas y series más reconocidas y aplaudidas de nuestro país.

Horacio Valcárcel será recordado como el guionista, junto con Garci, de «El abuelo», «El crack», «Historia de un beso» o «You are the One», entre otras; y también por escribir, de la mano con Mercero, «La hora de los valientes», «Espérame en el cielo», «Farmacia de guardia» o «Verano azul», amén de una decena larga de películas y series junto con tantos proyectos que nunca llegaron a salir a la luz.

Pero antes de labrar su carrera como guionista, Valcárcel estuvo detrás de la cámara como director. Y con reconocido éxito. Ganó en Cannes con «Miguelín», en la edición de 1964. Un año después, preparaba su segundo largo, «El pájaro ciego», que iba a ser una coproducción entre España e Italia. Pero una de las dos partes falló y Horacio Valcárcel decidió que no quería volver a bregar con los productores para tener que dirigir él la historia. Esa decepción le llevó a lanzarse sin freno a la escritura. Y la vida y sus casualidades hicieron que conociera ese mismo año a José Luis Garci, con el que comenzó una amistad que se dispararía en 1980. Ese año fundaron Nickel Odeon, y los amigos pasaron a ser socios, y juntos escribieron y produjeron algunas cintas que son imprescindibles para entender la Historia del Cine de nuestro país, además del programa «¡Qué grande es el cine!» y la revista «Nickel Odeon», que fue un objeto de culto para los cinéfilos.

Dice José Luis Garci que hace dos meses, en el último encuentro que ambos mantuvieron, le sorprendió la serenidad y la tranquilidad que Valcárcel mantenía ante lo inevitable, «eso de lo que tanto habíamos hablado con otros amigos, como José María González Sinde, y que siempre afrontamos con humor por preocuparnos de que ya no podríamos ver más películas...» También, que con Horacio vivió una relación de intimidad que no ha mantenido ni con sus parejas, y que jamás discutieron en los 40 años que estuvieron como socios, ni siquiera cuando los viernes tenían que hacer frente a las obligaciones más mundanas de la empresa.

Horacio Valcárcel se retiró en 2016, con 84 años, después de una vida consagrada al cine como productor, guionista y director.