ES NOTICIA EN ABC

Muere Eduardo Fajardo, prolífico actor con más de 180 películas clásicas rodadas entre España y México

Participó en El séptimo de caballería (1965), Django (1966) o Locura de amor (1948), entre tantas otras

Estreno, en 1985, de la obra de teatro «Candida» de Bernard Shaw en el teatro Lara de Madrid. La actriz Maria Dolores Pradera (i) en el escenario junto al actor Eduardo Fajardo
Estreno, en 1985, de la obra de teatro «Candida» de Bernard Shaw en el teatro Lara de Madrid. La actriz Maria Dolores Pradera (i) en el escenario junto al actor Eduardo Fajardo - ARCHIVO ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El día que le pusieron una placa en el bulevar de las estrellas de su querida Almería, Eduardo Martínez Fajardo (14 de agosto de 1924, Mosteiro-Meis, Pontevedra) lamentaba tener que despedirse de lo que más quería en su vida: su trabajo. Tenía por aquel entonces, en 2014, 89 años, y en su adiós dejaba una mochila cargada de grandes trabajos: 183 películas, 75 obras de teatro y más de 2.000 intervenciones en las televisiones de México y España. Este jueves, según han confirmado, el prolífico intérprete ha fallecido a las 4:00 horas de la madrugada en México. Tenía 94 años.

Nacido en Galicia pero criado en La Rioja, comenzó su carrera en el mundo del cine desde las salas de doblaje. Era 1942 y prontó se puso delante de los focos. Pese a que aprobó la carrera de leyes en 1945, nunca ejerció para poder dedicarse a la interpretación. En 1947 debutó con su primer gran papel en «Héroes del 95», de Raúl Alfonso (1947). Tras una larga temporada como secundario en títulos como «Locura de amor» (1948) o «Alba de América» (1951), ambas de Juan de Orduña, se trasladó a México. Era 1953 y alternaba sus trabajos para la gran pantalla con sus primeras apariciones televisivas. En su regreso a España, en la década de los sesenta, llegó a filmar hasta quince títulos por año con apariciones en cintas de spaghetti western como «El Séptimo de caballeria» (1965) o «Django» (1966), donde hacía de villano.

En su última etapa profesional estuvo en televisión y en el teatro. También participí en producciones de Italia, Alemania, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Siempre tuvo la idea de vivir en Almería cuando dejase su carrera, tierra en la que rodó muchas de sus películas. Y allí residió las dos últimas décadas de su vida, donde fundó «Teatro sin barreras», formado por personas con diversas discapacidades que año tras año se superan a la vez que desenvuelven su amor por el teatro. En sus ratos libres, Eduardo Fajardo también se dedica a escribir.