Es Noticia

Muere la actriz Sondra Locke, pareja y compañera de Clint Eastwood durante 14 años

La intérprete fallece a los 74 años por un paro cardíaco derivado de un cáncer de mama y de huesos

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La actriz y directora Sondra Locke ha muerto a los 74 años víctima de un cáncer. La que fuera pareja de Clint Eastwood durante 14 años sufrió un paro cardíaco derivado de un cáncer de mama y de huesos, según consta en el certificado de fallecimiento al que ha tenido acceso la agencia Associated Press. El fallecimiento tuvo lugar el 3 de noviembre en su casa de Los Ángeles; sin embargo, la noticia de su muerte no se ha hecho pública hasta seis semanas después cuando lo ha publicado este jueves la web «Radar Online». Tras conocer esta información, el Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles la confirmó a la revista «Variety».

Locke, que fue nominada al Oscar por su primera película «The Heart is a Lonely Hunter (El corazón es un cazador solitario)», era muy conocida por las seis películas que protagonizó junto con Eastwood, su pareja desde el western «The Outlaw Josey Wales (El fuera de la ley)» en 1976. Fue una historia que surge de un flechazo, «un amor a primera vista», según Locke. Su carrera junto a Eastwood incluye la comedia «Every Which Way But Loose (Duro de pelar)» (1978) y su secuela «Any Which Way You Can (La gran pelea)» (1980). Así como «Sudden Impact (Impacto Súbito)» del detective Harry el Sucio (1983).

La relación fue una de las más sonadas de Hollywood. Cuando se conocieron, Eastwood estaba casado con Maggie Johnson, y no se separaron hasta ocho años después, en 1984. El actor no era el único que estaba comprometido. Locke estaba casada desde 1967 con el actor Gordon Anderson, de quien no llegó a divorciarse ya que seguía casada legalmente cuando este murió. Y cuando se separaron, terminaron en un largo litigio en los tribunales.

Locke y Eastwood no llegaron a tener hijos. La actriz sufrió dos abortos durante la relación y decidió ligarse las trompas para evitar un tercero. Lo que sí que compartieron es domicilio, una casa que Locke llegó a pensar que se trataba de un regalo del actor hacia ella. En 1989, año en el que diagnosticaron por primera vez a Locke cáncer de mama, Eastwood puso fin a la relación y aprovechó una ausencia de ella para dejar claro que el propietario de la vivienda era él cambiando la cerradura y dejando las cosas de Locke en la calle.

Tras este incidente, la actriz demandó a Eastwood en busca de una pensión alimenticia y por fraude. Aseguraba que el actor le había quitado parte de su sueldo y rédito de las películas en las que habían participado juntos y denunció que la diferencia entre uno y otro en las películas en las que ambos eran coprotagonistas eran incomprensibles. Tiempo después, en 1996, llegaron a un acuerdo por una cantidad no revelada para que retirara la demanda. Aun así, Locke relató la dura separación de Eastwood en su autobiografía «The Good, the Bad, and the Very Ugly (El bueno, el malo y el muy feo)».