Es Noticia

«Michael Jackson era un depredador sexual»: primeras imágenes del documental sobre el rey del pop

«Me dijo que si algún día se descubría lo que hacíamos allí dentro, él y yo iríamos a la cárcel», dice una de las presuntas víctimas

HBO ha subido el primer tráiler del polémico Leaving Neverland y Movistar+ ha adquirido los derechos del mismo para poder emitirlo en #0

Michael Jackson, en una imagen del documental Leaving Neverland
Michael Jackson, en una imagen del documental Leaving Neverland
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Michael Jackson era un depredador sexual, y mucha gente va a cambiar la forma en la que le veía después de este documental». Con estas palabras describe el director Dan Reed su polémico trabajo, «Leaving Neverland», en el que descubre los puntos más oscuros del rey del pop. Lo hace en una entrevista en «Vice» justo después de que HBO haya presentado las primeras imágenes del documental –de más de cuatro horas de duración– que presentó en la última edición del festival de Sundance.

En el tráiler se puede ver a Wade Robson, una de las presuntas vícitimas, y a su madre, Joy Robson, hablando de cómo el mismo Michael Jackson les invitó a ir al rancho de Neverland, donde el cantante había construido un verdadero parque temático para los más pequeños. «Jugábamos al "pilla-pilla", veíamos películas, comíamos comida basura...», cuenta el protagonista del documental, hoy ya adulto, mientras se sobreimpresionan fotografías de Jackson jugando con él. La madre ratifica que, en un primer momento, el cantante era todo amabilidad y buenas palabras, imposible pensar que algo malo podría ocurrir allí... Hasta que Wade Robson cuenta la realidad. «Me dijo que si algún día se descubría lo que hacíamos allí dentro, él y yo iríamos a la cárcel el resto de nuestras vidas», denuncia. «Los secretos que te has guardado, lo solo que te sientes... Y ahora quiero contar la verdad tan alto y tan fuerte como cuando tenía que mentir», dice uno de los dos denunciantes. El otro, James Safechuck, describe aquel lugar como «porno y chucherías».

«Sensacionalista y partidista»

El revuelo que «Leaving Neverland» causó en Sundance provocó que la familia Jackson denunciara la «malicia» del documental a través de su abogado: «Están confiando en los testimonios no corroborados de dos personas que admitieron haber cometido perjurio en el sistema judicial americano. Aparentemente, a HBO ya no le importa seguir normas deontológicas ni éticas en la realización de sus documentales. Si lo hicieran, este documental jamás vería la luz».

El representante legal de la herencia del cantante, uno de los letrados más poderosos de Hollywood, tacha de «sensacionalista y partidista» y lamenta que la cadena «se haya unido a la cacofonía con Michael Jackson de los tabloides» diez años después del fallecimiento de este. En el texto, de cinco páginas, achaca esta estrategia a «la presión de competir contra Netflix, Amazon y otras plataformas más modernas» y auguran que la emisión se convertirá en «el episodio más vergonzante de la historia de HBO».

Tras el comunicado, el director del filme explicó en «Vice» que «la película no es sobre Michael Jackson, es sobre Robsons y Safechucks y sus encuentros con Jackson. Nunca le conocí, nunca le entrevisté. No sé que le pasó en su vida o en su cabeza que le llevara a molestar a niños pequeños, y no quiero especular sobre eso. No todos los que sufrieron abusos en su infancia se convierten en abusadores sexuales después», responde Dan Reed cuando le preguntan si la dura infancia que vivió Michael Jackson pudo tener como consecuencia lo que ocurrió después en Neverland.

Una secuela con nuevos casos

Pese a todo, el cineasta contó a Variety que se está planteando hacer una secuela con Jordan Chandler y Gavin Arvizo, otros dos jóvenes que denunciaron abusos por parte de Michael Jackson. De hecho, asegura, enfocaría la segunda parte de la misma manera.

Frente a Leaving Neverland, Taj Jackson, sobrino del cantante, ha anunciado que preparará otro documental para defender la figura de su tío.