ES NOTICIA EN ABC

Los mayores batacazos de la historia del cine

Los excesos de la Cleopatra de Elizabeth Taylor hicieron tambalear la industria, pero no fue el mayor desastre financiero de Hollywood, que acumula una larga lista de batacazos e inversiones fallidas

Elizabeth Taylor en «Cleopatra» (1963)
Elizabeth Taylor en «Cleopatra» (1963)
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Siempre resulta ambiguo definir en cine qué es un fracaso, teniendo en cuenta que para algunos estudios ya lo es simplemente no llegar a la meta prefijada. Sin embargo, con echar un vistazo a las cifras de inversión y recaudación a lo largo de la historia algunas películas han fallado con todas las de la ley.

En su día, la «Cleopatra» de Elizabeth Taylor fue la cinta más cara hasta ese momento, con un presupuesto de 44 millones que equivaldría a unos 365 millones actuales. Pese a la crisis financiera que experimentó 20th Century Fox por culpa de la película dirigida por Mankiewicz, el drama histórico, que recaudó casi 58 millones en la taquilla doméstica (480 millones hoy en día) y ganó cuatro Oscar, está lejos de ser el mayor batacazo de la industria cinematográfica.

Los excesos de la Cleopatra de Elizabeth Taylor hicieron tambalear la industria, pero no fue el mayor desastre financiero de Hollywood, que acumula una larga lista de batacazos e inversiones fallidas. «The Hollywood Reporter» analiza los peores filmes, en cuanto a resultados, de la meca del cine. Así, repasa el batacazo de «Las puertas del cielo», la epopeya de Michael Cimino a la que acusan de fulminar el Nuevo Hollywood y a la compañía fundada por Charles Chaplin al recaudar 3,5 millones en Estados Unidos y destrozar United Artists con sus pérdidas, de 128 millones de dólares. Eso además del tedioso rodaje, se extendió durante casi un año.

Pero lo más sorprendente de todo es que el estudio que más éxitos ha cosechado a lo largo de la historia, llevando a la máxima lo de rentabilizar sus productos, ha sido también el responsable de producir el mayor fracaso. «John Carter» le costó a Disney más de 260 millones de dólares, sin contar al menos otros cien millones que el estudio invirtió en el márketing de la película de ciencia ficción, y aunque ganó 284 millones en todo el mundo, supuso un agujero económico para la casa de Mickey Mouse, con unas pérdidas 136,6 millones de dólares.

Un batacazo que destronó a la anterior peor inversión de un estudio, «La isla de las cabezas cortadas», protagonizada por Geena Davies y Matthew Modine, que incluso consiguió hacerse un hueco en el Libro Guiness de los Récords al anotar 118 millones de dólares en pérdidas, además de arruinar a Carolco.