Es Noticia
«Ola de crímenes»

Maribel Verdú, sobre si existe un Harvey Weinstein español: «Haberlos, haylos»

La actriz analiza la situación que rodea al cine español y cómo refleja la realidad social actual

Maribel Verdú, en la presentación de «Oal de crímenes»
Maribel Verdú, en la presentación de «Oal de crímenes» - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Maribel Verdú se viste de madre coraje para «Ola de Crímenes», la nueva película de Gracia Querejeta en la que interpreta a una mujer que hará cualquier cosa por encubrir el asesinato que ha cometido su hijo. Aunque coraje el que ha tenido ella para llevar en el oficio de la interpretación 35 años. Esta vez, la directora madrileña la aleja de los polígonos para que se calze con tacones de lujo. Ahora, la actriz, que hace unos días cumplió los 48 años, muestra la cara más amable del cine español: «Trabajo ahora igual o más que antes».

P - ¿Ha sido distinta la forma de dirigir de Gracia Querejeta ahora que el guion no es suyo?

R - Con Gracia, por suerte, hablo un mismo idioma a la hora de trabajar porque somos las dos igual de brutas. No nos andamos con tibiezas y siempre exponemos todo: nuestras dudas, nuestros miedos… Lo que sea, lo ponemos encima de la mesa. El que nos ha dado total libertad ha sido Luis Marías, que es su guion, para cambiar cualquier cosa para que nos hiciera sentir más cómodas. Ha sido una gozada.

P - Lo que sí que hemos visto ha sido su primera escena de acción.

R - Me han matado mucho en el cine, pero siempre con un disparo de rifle, escopeta… pero nunca me había tocado hacer una secuencia de acción, y es un rollo y un riesgo. Paula (Echevarría) iba tan aterrada como yo. Entonces nosotras ensayamos mucho antes de empezar la película con las especialistas. Nos respetamos mucho porque dijimos «oye, somos actrices, que no se nos vaya la olla. No nos vayamos a dar de verdad». Por suerte, he ido de la mano de Gracia, que no admite medio riesgo para un actor. Lo pasa mal. Es muy pudorosa en la vida en general y aquí también.

P - Es una película cargada de personajes femeninos muy fuertes.

R - En el cine no es muy habitual, pero ¿y en la vida? Siempre se piensa en la mujer que sale adelante tirando del carro, con fortaleza. Da igual lo que le pongas enfrente. Por eso siempre dicen que las mujeres son más proactivas para cualquier cosa porque no tienen miedo. No saben lo que es eso. Y a la hora de estar malas... mis amigos médicos me lo dicen: «Un tío… el horror. Ahora, una mujer va a muerte».

P - Entonces, ¿no cree que haya paridad real en el cine?

R - Los papeles de las actrices son de las actrices y los de los actores son de los actores. Interpretas a un hombre o interpretas a una mujer. Con lo cual somos igual, en este sentido. El problema es el aspecto técnico.

P - ¿Cuál es la solución?

R - Animar a todas esas chicas que quieren ser eléctrico, maquinista, foquista… Si algo tiene nuestra profesión, y es algo que voy a defender siempre y soy mujer y llevo trabajando desde que tenía 13 años, es que es cero prejuiciosa, es abierta de mente que te mueres. No es una ocupación machista. Los tíos y las tías somos iguales. Eso sí, luego existen desgraciados que intentan abusar del poder y tontear contigo, pero eso es otra cosa. No se va a ver que le pongan palos en la rueda para entrar a trabajar como técnico por ser mujer.

P - Durante el rodaje de la película dijo que abusos sexuales ha habido siempre en todas las profesiones. ¿Lo mantiene?

R - ¿Perdona? Dentro de la Policía, de los supermercados, del periodismo… La situación se da en todas partes.

P - ¿Hay un Harvey Weinstein español?

R - Haberlos, haylos, porque me vienen dos a la mente, que tuve que ponerlos en su sitio.

P - ¿Quiénes son?

R - Ya no existen. Desaparecieron. Te hablo de una vieja escuela.

P - Por suerte, eso va cambiando, ¿no?

R - Es que eso te lo hacen ahora y le dices, con el móvil, «a ver, repíteme eso. Que te voy a grabar». Creo que gracias al movimiento #MeToo estamos más protegidas ante eso.

P - ¿Qué opina de que hay quien dice que esto solo es una «caza de brujas»?

R - Mentira. Una mierda. Eso no es así. Es como ahora con lo que está pasando con la violencia de género, que se están planteando que un juez no puede decidir eso, que debería de haber un psicólogo... No tiene que haber pasado algo antes para que te mate el marido. Si una mujer llega a la Policía y dice «va a por mí» es que va a ir a por ella. ¿Qué duda cabe?