ES NOTICIA EN ABC

Maradona, el maestro del engaño que fagocitó al pibe Diego

Asif Kapadia, ganador del Oscar por «Amy», presenta un profundo retrato del astro argentino

Escena de «Diego Maradona»
Escena de «Diego Maradona»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Andrés Calamaro cantaba aquello de «Maradona no es una persona cualquiera», algo que ha podido comprobar el oscarizado documentalista Asif Kapadia con el filme «Diego Maradona». Después de seis años detrás del astro, de viajar hasta Dubái para entrevistas que luego cancelaba, de soportar desprecios y aprecios según el aire bipolar de cada mañana... Después de todo lo contable y lo inconfesable, el cineasta logró que el público del Festival de Cannes, en una proyección con más de mil cinéfilos -de los exquisitos- celebrara el gol de Argentina a Inglaterra como si se estuviera jugando en directo.

Maradona no es una persona cualquiera, es un personaje de cine. O de documental. Kapadia lo certifica como ya lo hizo con Ayrton Senna y Amy Winehouse en sus anteriores trabajos. Y con ellos comparte el hecho de que el protagonista de su obra está fallecido y hablan de él los que le conocieron. En el caso de «Diego Maradona», es Maradona el personaje que habla de aquel Diego que fagocitó el futbolista entre gol y gol, entre éxito y fracaso, entre otra orgía en Nápoles y otra raya de cocaína rodeado de mafiosos de la camorra. Del joven solo quedan los vídeos de la infancia y las palabras de los familiares. En resumen de Fernando Signorini, quien fue su entrenador: «Con Diego iría hasta el fin del mundo, pero con Maradona no daría ni un paso».

«Yo vi una buena versión de Maradona cuando lo conocí, en 2017», cuenta Asif Kapadia en su visita a Madrid, «pero la película es sobre Diego, y la persona que conocí es Maradona. Incluso en sus mejores días no salía de ahí. Pero por eso sigue vivo. Nadie habría sobrevivido con todo lo que le ha pasado. Es un luchador de la calle».

El gran reto del cineasta fue acercarse a una persona de la que todos creen saberlo todo. «Que si es alcohólico, drogadicto, un gran futbolista... Pero contarlo de su voz era lo difícil. Maradona nunca te dirá lo que piensa realmente. Él dice que el fútbol es el juego del engaño, y lo ha aplicado a la vida. Con “Amy” fue fácil, porque ella era muy honesta, igual que Senna, que era muy elocuente; pero Diego no se abre a la verdad», explica Kapadia.

Fútbol y más fútbol

El morbo, como siempre, atrae más que cualquier cosa. Por eso todo lo que se habló del documental tras su paso por Cannes estaba relacionado con las orgías, la cocaína y su buena relación con la camorra. Con el ascenso a la gloria y la caída al infierno. Pero quizá lo más interesante para el público futbolero es ver cómo el diez de Argentina comenta los partidos clave del Scudetto que ganó, o las jugadas determinantes de los dos mundiales que abarca el filme. «Más allá de que me encanta el fútbol, ver al público celebrar los goles fue un hito de mi vida. Y llegué a jugar con él en su casa de Dubai. ¡Es una locura! Por eso han merecido la pena estos años», explica el británico, que reconoce que no ha vuelto a hablar con el exfutbolista desde 2017. «Espero que en el estreno en Argentina quiera que se lo enseñe».

El británico Asif Kapadia con Maradona
El británico Asif Kapadia con Maradona