ES NOTICIA EN ABC

«Mamma Mia: Una y otra vez»: Cher y Meryl Streep se cuelan en el «after» de la fiesta de ABBA

El espíritu veraniego de las islas griegas y la música de ABBA regresan a la pantalla con «Mamma Mia: Una y otra vez» diez años después del estreno de la primera entrega

Cher es la gran novedad de «Mamma Mia: Una y otra vez»
Cher es la gran novedad de «Mamma Mia: Una y otra vez» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los protagonistas de la primera entrega de «Mamma Mia» han vuelto para bailar, de nuevo, al ritmo de las canciones de ABBA. Lo hacen diez años más viejos, al menos los actores de la cinta original -Meryl Streep, Pierce Brosnan, Colin Firth, Amanda Seyfried, Julie Walters y Stellan Skarsgård-, ya que el espectador descubrirá a sus personajes en la etapa de juventud.

Y es que «Mamma Mia: Una y otra vez» es una precuela a la secuela, donde el tiempo regresa a los orígenes de Donna, con la joven Lily James en el papel de Meryl Streep volviendo a la época en la que conoce a los tres hombres que habrían de cambiar su vida. «Fue desconcertante interpretar un personaje al que había dado vida Meryl Streep. Obviamente, dudé de mi capacidad para hacerlo, pero después de ver “Mamma Mia” por enésima vez recordé que estaba creando a mi propia Donna Sheridan, no a una joven Meryl», confiesa Lily James con ABC como testigo. «Qué duda cabe que ella fue mi inspiración, porque ha moldeado una mujer valiente y brillante y, con esos parámetros, me he metido yo dentro de su papel», remata la joven actriz, un talento precoz con todo el cine por delante.

Por su parte, Amanda Seyfried vuelve a meterse en la piel del personaje de Sophie, la hija de Donna, embarazada en la ficción mientras rememora los recuerdos de su madre. «No me costó nada regresar al personaje, porque prácticamente me he interpretado a mí misma. Han pasado diez años en los que me he desarrollado como actriz, he madurado y ganado en confianza, pero quería volver a dar vida a Sophie para añadir profundidad a su personalidad», admite la actriz.

Realidad y ficción

La vida, a veces, imita a la ficción y Amanda Seyfried acababa de dar a luz a su primer hijo apenas unas semanas antes de comenzar el rodaje de «Una y otra vez». «Ha sido surreal, porque nunca esperé hacer una segunda parte de esta historia. Sinceramente, creo que este filme es aún mejor que el primero. Para mí, ha sido una experiencia extraordinaria, porque he podido identificarme más con mi personaje. Además, he vuelto a pasar tiempo con un grupo de actores que son como parte de mi familia».

Para Amanda, interpretar el embarazo de Sophie fue un delicioso imprevisto. «Al principio, tuve mis dudas, no lo niego. Consideraba innecesaria una secuela. Me mantuve escéptica durante un tiempo. Recibí la primera revisión del guion al principio de mi embarazo y me pareció que la historia era ridícula. Yo no fui la única que pensó así, también Meryl lo pensó. Luego, mi agente me llamó y me dijo que el proyecto seguía, que había hecho cambios y me mandaron otro guion. Estaba sensacionalmente escrito. Entonces, no dude en interpretarlo», confiesa, claro, en plena vorágine de promoción del filme.

Plena actualidad

La actriz explica que el éxito de «Mamma Mia» radica en las canciones de ABBA. «Tiene mucho que ver con el empoderamiento de la mujer. La relación entre madre e hija, el paisaje veraniego del Mediterráneo y, por supuesto, la música. Sin las canciones de ABBA, la película no tendría sentido. Son temas alegres, emotivos, que nos llevan a cantar y bailar. ABBA nos libera de nuestras ataduras y nos hace soñar», asegura la actriz, arrebata por el espíritu festivo del filme.

La gran novedad de esta secuela/precuela es Cher, mito indiscutible de la cultura popular, que pone la nota extravagante de la historia con su papel de madre de Donna (Meryl Streep y Lily James), que nos regala una actuación del tema «Fernando» absolutamente inolvidable. «En Estados Unidos conocíamos las canciones de ABBA, pero cuando escuché “Fernando”, antes de firmar para la película, quedé atónita por su complicación. Es un tema que invita a actuar, complejo y bien orquestado, perfecto para interpretarlo junto con Andy García, porque la relación entre los personajes y lo que dice la canción está magistralmente construido por los guionistas», explicaba la diva en la presentación del filme.

Estrella invitada

Cher decidió participar en el proyecto tras recibir una invitación personal de Ron Meyer, vicepresidente de Universal. «Fue algo intimidante enfrentarme a las canciones de ABBA y adaptarlas a mi forma de cantar, a mi voz. Me he dado cuenta de que sueno muy diferente con estas canciones a como suelo cantar yo», explicó la cantante, quien se sintió arropada por el resto de las estrellas del cásting. «No sabía cómo iban a recibirme y, la verdad, me he sentido adorada. Ver a Meryl escondida detrás de una columna para verme interpretar mi número fue un halago enorme», admite Cher.

La propia Meryl Streep le devuelve el cumplido: «Es fantástica. Fui al rodaje el día que interpretó “Fernando” y descubrí que iba a robarnos la película», cuenta la actriz con más Oscar de la historia. Por su parte, Andy García, encargado de dar vida a Fernando, define a Cher como «maravillosa». «Como se puede imaginar, actuar con ella es aterrador. De no haber sido en “Mamma Mia”, una película que invita a la alegría y la distensión, no me hubiera atrevido», reveló el intérprete. Para la veterana Christine Baranski, actriz acostumbrada a actuar en musicales de Broadway, volver a rodar una segunda parte de «Mamma mia» fue un «regalo inesperado». «La idea de participar en un rodaje con Cher no se me había pasado por la imaginación. Todas las mañanas me pellizcaba para convencerme de que no estaba viviendo un sueño», sentencia.