ES NOTICIA EN ABC

Judi Dench se desmarca de Hollywood y apoya al defenestrado Kevin Spacey: «Es mi amigo»

La actriz recoge este martes el premio Donostia del Festival de San Sebastián

Judi Dench, este martes en el Festival de San Sebastián
Judi Dench, este martes en el Festival de San Sebastián - REUTERS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Judi Dench tenía claro que en el día en el que recogería su premio Donostia de la 66 edición del Festival de San Sebastián se acordaría de su amigo Kevin Spacey. En su tercera intervención en la rueda de prensa previa a la gala, soltó su nombre como de manera inocente. «Tras fallecer mi marido, yo estaba muy mal, y fui a Escocia a rodar con Kevin Spacey... fue una gran ayuda, me alegró la vida y me mantuvo al pie del cañón», respondió la actriz cuando le preguntaron si podía recordar qué personas habían marcado su carrera.

Tras sacar a colación el nombre del actor, hoy defenestrado en Hollywood después de que le acusaran de acoso sexual, la repregunta no tardó en llegar. ¿Qué opina de su situación? «No puedo aprobar de ninguna manera que haya hecho lo que haya hecho», espetó tras seis intensos segundos en silencio reflexionando la respuesta: «Ahora ya no hace películas, no recuerdo cuál fue aquella en la que le borraron y lo sustituyeron por Christopher Plummer», comentó en relación a la película «Todo del dinero del mundo», de Ridley Scott.

«¿tenemos que hacer esto con todas las películas que ha hecho en su historia? ¿Tenemos que retroceder al pasado para que cualquier persona que se ha comportado mal o ha cometido algún tipo de crimen haya que excluirles de nuestra historia del cine? No sé cuáles son las condiciones de su situación actual. No puedo imaginar lo que está pasando, pero sí que fue y es un actor maravilloso y un buen amigo mío», sentenció sobre un intérprete en el que recaen más de veinte acusaciones de acoso sexual.

La reina de San Sebastián

La actriz británica Judi Dench, que esta noche recogerá su Premio Donostia, ha llegado esta mañana a San Sebastián acompañada por su marido David Milles y ha dedicado varios minutos a repartir saludos, autógrafos y sonrisas. «¿Puedo acercarme?», ha preguntado a la organización la veterana actriz, aclamada por numerosos fans que la aguardaban en la entrada del hotel María Cristina, uno de los centros neurálgicos del Festival de Cine de San Sebastián, donde también le esperaba el director del certamen, José Luis Rebordinos.

A derecha y a izquierda, saludando, firmando autógrafos y accediendo a «selfies», el público ha agradecido a la estrella su cercanía con una ovación que Dench ha devuelto con una sonrisa. Incluso ha accedido a «chocar los cinco» con un joven al que le ha faltado llorar ante el gesto de la actriz.

La octogenaria, cómoda y elegantemente vestida en tonos beige, se ha separado por unos minutos de su estitilista y ayudante, Jenni Carvell, para acercarse al público; de vez en cuando, ha debido formar una visera en sus dañados ojos para evitar el sol radiante que esta mañana luce en San Sebastián.

Dench, actriz y también escritora, logró la fama mundial al encarnar a M en la cinta del 007 «GoldenEye», en 1995, perteneciente a la saga James Bond, un papel que repitió hasta «Skyfall» en 2012. Siete veces nominada al Óscar, en 1999 se lo llevó por «Shakespeare in love», de John Maden, aunque su carrera atesora más de cien títulos, muchos de ellos, inolvidables, como los «Exótico hotel Marigold», y su secuela, o «La reina y Abdul».