ES NOTICIA EN ABC

Josep Renau, inédito y soviético frente al «Guernica»

El Reina Sofía dedica un ciclo a las piezas cinematográficas que se creían perdidas del creador que encargó a Picasso su gran obra

Josep Renau, en «Tiempos tempestuosos», un corto donde alaba que los «pueblos del Este gritan Paz»
Josep Renau, en «Tiempos tempestuosos», un corto donde alaba que los «pueblos del Este gritan Paz»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Perdidas en el fondo de los archivos, olvidadas (que no ignoradas), las piezas cinematográficas de Josep Renau eran un enigma entre los investigadores de su obra. Apenas una nota a pie de página de los numerosos estudios dedicados al hombre que salvó las obras del Museo del Prado durante la Guerra Civil. Se sabía que existían, pero no dónde estaban. Ayer, el Reina Sofía proyectó por primera vez cinco piezas del trabajo de Renau para la televisión de la República Democrática Alemana y otras tres que filmó en su exilio en México, todas en el limbo desde que se emitieron hace sesenta años. Existían, solo hacía falta saber encontrarlas.

«España, mi patria. 20 años desde que no la visito», explica Renau a sus «amigos alemanes» en la pieza «Un pueblo obstinado», mientras dibuja la Península, a cera, sobre un cristal que le separa de la cámara. Habla el cartelista, el montador, el muralista, el gestor, el teórico, el exiliado... y clava su mirada en la cámara, que se funde lenta hacia sus ojos, que lloran al recordar su exilio. Dejó España en 1939 (todavía era director general de Bellas Artes del Gobierno republicano) camino de México, donde trabajó en Cine Verdad, y probó técnicas que le permitieron acuñar el concepto de «film gráfico», unos cortos de animación en los que sus ilustraciones cobraban vida para contar la actualidad o curiosidades de la época. Como el No-Do o los «youtubers» de hoy, pero con arte de vanguardia.

Aún así, también terminó por huir de México, cansado de un trabajo que no le permitía avanzar, y encontró su hogar en la RDA, donde se quedó hasta su muerte en 1982. Lo que nunca perdió fue su compromiso político, usando el arte como arma movilizadora. «El arte debe ser para todos, huir de la pintura de caballete para deleite de unos pocos»

Propaganda comunista

Dentro de la industria audiovisual de Alemania del Este, Renau vivió su paraíso soviético como un engranaje más del aparato propagandístico con sus «dibujos de actualidad» (evolución del «film gráfico»), piezas en las que la dialéctica comunista lo envolvía todo. Hoy, esa actualidad suena a broma manchada de sangre, pero la pieza cobra un valor inmenso ante el ejercicio de vanguardia que Renau aplicó ante la cámara. Técnicas que no se popularizarían hasta varios lustros (o quinquenios, más apropiado) después. «Era un innovador en la técnica ya en México y, al llegar a Alemania, profundiza en la sobreposición, en la despersonalización... Era un fagocitador de vanguardias», explicó Luis E. Parés, comisario de la retrospectiva junto con Chema González

De las cinco piezas recuperadas de los fondos de la televisión de la RDA destacan «Tiempos tempestuosos», donde habla de un Occidente a punto de colapsar y llega a asegurar que «los proletarios del mundo miran al Este» mientras «gritan Paz». También «Petrograd 1917 (Lenin Poem)», cargada de iconografía comunista pero con un análisis de la profundidad y la perspectiva muy adelantado a su época.

El ciclo arranca hoy, hasta el 28 de junio, en el edificio Sabatini del Reina Sofía, el museo donde habita el «Guernica», el cuadro que Renau encargó a Picasso en 1937 y que parece asomar en un fragmento de «Lenin Poem».

En la primera sesión del ciclo (miércoles 19 y míercoles 26) se proyectarán «La construcción del canal de Suez», «La tercera dimensión» y «Créditos de Cine Verdad», los tres de la etapa mexicana, y «Una gente obstinada», «Tiempos tempestuosos», «Dibujos de actualidad 4», «Un desierto fértil» y «Poema político», emitidos en la RDA.

En la segunda sesión (20 y 27 de junio) «Petrograd 1917 (Lenin Poem)» y «The American Way of Life» (su obra más popular y conocida, precursora de estas piezas inéditas presentadas ayer). Y en la tercera sesión del ciclo (21 y 28 de junio) el documental «Josep Renau. El arte en peligro».

Fotograma de «Un pueblo obstinado»
Fotograma de «Un pueblo obstinado»