Es Noticia

Javier Bardem: «Jennifer Lawrence cobró más que yo en "Madre!" y es justo, vende mil veces más»

El intérprete lidera el reparto de «Todos lo saben», la última película del doble ganador del Oscar Asghar Farhadi

Comparte cartel con lo más granado del cine español: Penélope Cruz, Bárbara Lennie, Ricardo Darín, Eduard Fernández...

Javier Bardem, en la presentación de «Todos lo saben» en Madrid
Javier Bardem, en la presentación de «Todos lo saben» en Madrid - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Solo sé que Penélope y yo hemos cobrado lo mismo en "Todos lo saben"», cuenta Javier Bardem a ABC tras preguntarle por la ola de paridad que recorre Hollywood. Su personaje en la película de Asghar Farhadi es tan importante como su amistad con el director iraní para que el rodaje en España fuera una realidad. «Que un tipo como él venga a trabajar aquí coloca a nuestra industria en un nivel muy alto», defiende.

P - ¿Qué cree que tiene España que convenció a Farhadi para venir a rodar aquí?

R - Hacía mucho tiempo que quería venir a rodar a España tras un viaje que hizo. Me contaba que vio un cartel de un niño desaparecido y lo pasó fatal cuando tuvo que explicarle a su hija que hay gente mala que rapta niños y gente que desaparece. Desde ahí se gatilló una historia en su cabeza y la puso en España. Cuando cogí confianza me contó que le llamaba la atención la cultura, la sociedad, los caracteres españoles… Porque dice que somos muy parecidos a los iraníes en el sentido del humor, en cómo nos encontramos en los bares, en el volumen a la hora de hablar…

P - ¿Cómo explicar la importancia de que un doble ganador del Oscar decida venir aquí?

R - Esto coloca a España en un lugar muy alto, y sobre todo que salga diciendo después que qué maravilla fue trabajar con todos los departamentos, desde el actoral a los técnicos. Esto habla muy bien de nuestro cine a nivel mundial, cosa que yo ya he escuchado a gente como Milos Forman, Woody Allen, Iñárritu… Todos han salido encantados y han querido repetir. Porque a la calidad se le suma el caracter afable de los españoles, con un gran respeto a la figura del director

P - ¿Qué le contaron a Farhadi de España?

R - Él tenía muy claro que quería rodar en una España rural, pero no en ese tópico del rural incomunicado. Es una comunidad pequeña pero abierta a la ciudad, que van y vienen, que han estudiado en la ciudad pero han elegido el pueblo… El trabajo de investigación que hizo le permitió tenerlo todo muy bien atado, no necesitaba ayuda, quizá alguna palabra o expresión, pero nunca sentimos que se fuese al cliché o el estereotipo.

P - En este sentido, la escena de la boda inicial, ¿habéis estado en alguna boda así?

R - Absolutamente, es una boda totalmente reconocible. Esa escena de la que hablas, para todos los que estábamos ahí, incluso los figurantes, la vivimos como una fiesta porque todos habíamos estado en algo parecido. Él nos decía que en Irán ese tipo de boda hubiera sido muy similar, e imagino que una ceremonia así no hubiera sido posible en Texas.

P - Estamos acostumbrados a ver películas de Hollywood en la que se junta un «all star» de actores, aquí no es tan habitual. ¿Cómo es esa convivencia?

Pues es fácil porque a la hora de trabajar estamos todos en lo mismo. No ha pasado nada que no sea ayudarse, estar en el otro…

La Pregunta

P - ¿Hay más ego aquí o en EE.UU.?

R - Yo he tenido mucha suerte porque me he encontrado muy poco ego. Tanto en la pantalla rodando como detrás de la pantalla. Alguno me he encontrado, pero no tiene que ver con el cine, sino con la confusión que genera el poder en las personas. Por regla general, con la gente con la que he trabajado, y algunos de ellos vuelan muy alto, al final es lo mismo: llegan al sitio, quieren trabajar, ayudar, ser parte de algo común. Por ejemplo, Jennifer Lawrence, Michelle Pfeiffer, Ed Harris... Joder, imagínate esos tres, pues es una delicia estar con ellos porque son currantes que iban al rodaje y les interesaba que tú estuvieras a gusto, colaborar, trabajar...

P - En EE.UU. el Me Too es tema central, aquí no ha explotado tanto, pero, ¿en esta película os habéis preocupado por la igualdad salarial?

R - Yo sé que Penélope y yo hemos cobrado lo mismo. Eso seguro. También sé que en «Madre!» no cobré lo mismo que Jennifer Lawrence porque no me parecería justo, porque ella vende diez mil veces más billetes que yo. En este caso, lo que sí se tiene en cuenta es que en esta industria y en todas, y en eso el Me Too está ayudando a poner el foco, hay trabajos en los que tiene que haber paridad e igualdad de salario. Si un hombre y una mujer hacen lo mismo, por qué cojones ella va a cobrar menos. Es absurdo.

P - Con Farhadi como doble ganador del Oscar, con vosotros consolidados en Hollywood... ¿Ha perdido España una oportunidad por no llevar «Todos lo saben» a los Oscar?

R - «Campeones» es una gran película con valores muy bonitos, y que es una película con un récord extraordinario de aceptación de crítica y público. Nosotros hemos salido con una película que no se había estrenado… A mí me dio pena, como parte de este equipo, que no saliera la mía, pero espero y deseo que Fesser y su gente tengan mucha suerte y se hagan hueco. Creo que pueden tener opciones por el tema del que hablan y por la forma en la que lo hacen.

P - Y «Todos lo saben», ¿la cree con opciones de competir en alguna otra categoría de los Oscar?

R - Creo que sí, pero va a depender de cómo sea el panorama después de Toronto, Telluride... ahora empiezan a colocarse las piezas en esta especie de olimpiada de premios. Es una película extranjera, en español, y aunque la distribuidora haga un gran trabajo habrá que ver qué pasa. Espero que con un director como Farhadi haya opciones. Cuando viajas te das cuenta de cómo le admiran: en Toronto y en Cannes las proyecciones estaban hasta arriba para ver la película.