Es Noticia

«Héroes y villanos en el cine»: del desconocido origen de Indiana Jones a la misteriosa desaparición de Peter Shaffer

El periodista y filólogo David Felipe Arranz analiza en su nuevo libro los arquetipos que flotan en el séptimo arte

Detalle de la portada del libro «Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones»
Detalle de la portada del libro «Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Porque no hay cine sin personajes ni historia sin héroes o villanos, el filólogo y periodista David Felipe Arranz ha profundizado en los arquetipos tantas veces contados en la gran pantalla en el ensayo «Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones». Una obra en la que reúne una treintena de análisis sobre cineastas y películas de trasfondo literario o filosófico y realiza una catalogación de los villanos del celuloide, que van de los asesinos en serie a los villanos de opereta, pasando por los científicos locos.

Algunos de estos personajes son iconos. Como Indiana Jones. «La gente no sabe que Spielberg quería rodar una nueva entrega de la saga de James Bond y que fue George Lucas el que le sugirió hacer un homenaje a los seriales de los años 30 y 40», contaba en una entrevista con Efe. También descubre que los actores Alan Ladd y Charlton Heston inspiraron a Steven Spielberg. Se trata, en concreto, de sus trabajos en «China» (1943), de John Farrow, y «El secreto de los incas» (1954), de Jerry Hopper, protagonizadas por ambos intérpretes. Según el periodista, estos actores proporcionaron a Steven Spielberg la materia prima para la creación del célebre arqueólogo.

El ensayo propone un recorrido por los grandes personajes de películas poco conocidas dirigidas por directores como Ernest B. Schoedsack, John Ford, Fred Zinnemann, J. Lee Thompson, Stanley Kubrick o Ridley Scott, entre otros. Además, Arranz reivindica el papel que ha jugado el cine europeo en la construcción de valores y sensibilidades a lo largo de las décadas de los años 50, 60 y 70: Georges Franju, Jirí Menzel, Jirí Weiss, Ion Popescu-Gopo, Milos Forman, Alain Resnais, Michelangelo Antonioni o Joseph Losey.

«Yo quería a través de unas películas no demasiado conocidas indagar en esa influencia. El cine, como la buena literatura, cuando se encuentra con uno le cambia de alguna manera», contó a Efe este filólogo, periodista e investigador de la Universidad Carlos III de Madrid.

Grandes películas

«Amadeus» (1984), de Milos Forman, «Una llamada a las doce» (1965), de J. Lee Thompson, Planeta Prohibido» (1956), basada en «La tempestad», de Shakespeare; «El mundo de George Apley» (1974), inspirada en la novela de mismo nombre de John Phillips Marquand, que junto a George du Maurier y Edmund Goulding fue uno de los escritores «más prodigiosos del siglo 19 y 20».

«Intento también dar las razones de por qué tenemos un modelo tan voraz y atroz de olvido. Lo que propongo es la recuperación de esos nombres de la literatura que vendieron millones de ejemplares en todo el mundo y que hoy han sido completamente olvidados», asegura el escritor que se cuestiona cómo un dramaturgo como Peter Shaffer pudo ser adaptado durante 20 o 30 años y, «de pronto», desaparecer.

Arranz estudia a Georges Franju, Jirí Menzel, Ion Popescu-Gopo, Michelangelo Antonioni, Joseph Losey, John Ford, Stanley Kubrick, Roland Emmerich o Alain Resnais.

«Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones» concluye con un homenaje «muy sentido» a Indiana Jones, con cuyo personaje George Lucas y Steven Spielberg «resucitaron» al aventurero clásico, un héroe inspirado en Tarzán, Flash Gordon y la la película «Sky Riders» (1976), «que a ellos les fascinaba».

«El cine convoca una forma de escritura situada en el terreno de los recuerdos, de las imágenes, de los sueños que van cristalizando y que nos construyen, nos conforman una determinada forma de ser», indica Arranz en este ensayo, en el que se refiere al cinéfilo y al lector empedernido como «un ser obstinado, marginal e incomprendido».