ES NOTICIA EN ABC

Sin violencia explícita: «Hellboy» llega censurada a España

La violencia de la película de Neil Marshall ha sido suavizada antes llegar a las salas de cine españolas

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los rumores comenzaron apenas una semana antes del estreno de «Hellboy» en España. Concretamente, tras la proyección para medios previa a estreno. Algunos periodistas que había visto el filme en un pase previo, como John Tones de Espinof, se percataron de que había sido censurada. La violencia de la película de Neil Marshall ha sido suavizada antes llegar a las salas de cine españolas este 17 de mayo. La distribuidora Vértice 360 asegura que «el total de los cortes no llega a un minuto». Pero ¿por qué?

Estos recortes afectan a meros frames, a detalles de algunas muertes. Para que hacernos una idea, en la versión original a Nimue le cortan la cabeza y el brazo mientras que en la versión española solo pierde la cabeza y la cantidad de sangre que aparece es escasa. Eso significa que la censura no solo ha sido el corte de un par de escenas. Se trata de un retoque digital exhaustivo que, según la distribuidora, está «aprobado por el director y los productores».

A Vértice, como al resto de distribuidoras que trabajan con la película, le ofrecieron dos versiones, y es quien decide con cual de ellas cree que puede llegar a más público. Es decir, «Hellboy» ha sido censurada en España por razones meramente comerciales (para evitar que solo fuese «recomendada para mayores de 18 años»). Con este «corte», la trama no cambia, pero sí la manera en la que es contada. La película de Neil Marshall ha sido creada para volver relatar el drama de Hellboy viene a causa del choque que ocurre entre su parte demoniaca y la humana. Pero si una de las dos partes está silenciada, este conflicto no llega a entenderse. Por suerte para los seguidores, el humor y la obsesión de Hellboy de resolverlo todo a puñetazos está intacta.

No sabemos si la polémica repercutirá realmente en la taquilla o si finalmente incluirán la versión íntegra en la edición doméstica, algo que aún están valorando. De momento, los seguidores se han mostrado muy descontentos en las redes sociales e incluso algunos de ellos han tratado de crear un boicot contra la película: