ES NOTICIA EN ABC

Harvey Weinstein, el «depredador sexual» que ayudó a levantar el Festival de Sundance

En el documental «Untouchable» hablan las víctimas del productor, que ayudó a popularizar el certamen

Ursula Macfarlane y Rosanna Arquette, en el Festival de Sundance
Ursula Macfarlane y Rosanna Arquette, en el Festival de Sundance - Afp
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Estamos en Park City, la ciudad donde se celebra la 34 edición del Festival de Sundance. El viernes, día inaugural, se presentó el documental «Untouchable» sobre el productor cinematográfico más polémico de la historia de Hollywood: Harvey Weinstein. Fue la actriz Rosanna Arquette quien apareció frente a los periodistas tras el estreno mundial del filme para asegurar que «Untouchable» le había ayudado a superar el miedo a Harvey. La actriz, que actúa en «Pulp Fiction», producida por Weinstein, es una de las muchas mujeres que cuentan su historia en la película (todas aseguran haber sido asediadas sexualmente por el productor).

Arquette, una de las voces del movimiento #MeToo, dijo que la cascada de mujeres y hombres contando sus historias de acoso o abuso sexual se ha extendido más allá de la industria de Hollywood. «Pero todo empezó con Weinstein en octubre de 2017, no lo olvidemos. Todos los días recibo una llamada de alguien que quiere contarme su historia. Me hace sentirme orgullosa», admitió Arquette micrófono en mano tras la película. También apareció la directora del filme, Ursula Macfarlane, quien entrevistó a las víctimas de Weinstein antes de filmar el documental. «Desde luego que hemos intentado hablar con Harvey, contar su versión de la historia. Le mandamos una petición a través de sus abogados pero, obviamente, rechazó hablar con nosotros», confesó Macfarlane.

Además de las víctimas, hablan en el documental compañeros de profesión de Weinstein, amigos, trabajadores de Miramax y The Weinstein Company, periodistas como Ronan Farrow y Jodi Kantor y el investigador del «New York Times» Megan Twohely, quien sacó a la luz las décadas de abuso del productor. En el filme aparecen sus esfuerzos por desacreditar y difamar a cualquiera que le acusara. Weinstein enfrenta cargos criminales en Nueva York y ha negado consistentemente las acusaciones, explicando que todos los encuentros sexuales fueron consentidos. «Durante el último año Harvey Weinstein ha estado viviendo en mi cabeza. Es una figura enorme que se ha apropiado de mi vida. He estudiado cada momento de su carrera, cada entrevista que dio, cada paso por la alfombra roja. No voy a negar que caí fascinada por su personalidad. En este filme he intentado despegar sus capas, mostrar cómo es», reconoció la realizadora.

Éxitos comerciales

Sundance es el lugar apropiado para el estreno de «Untouchable». Un festival donde Weinstein cimentó su reputación al adquirir títulos independientes como «Sexo, mentiras y cintas de vídeo» o «Reservoir Dogs» y convertirlos en exitazos comerciales. Además, fue aquí donde supuestamente abusó de tres de sus víctimas, ya que tres mujeres aseguran que el productor las asaltó durante su estancia en hoteles de Park City, entre ellas Rose McGowan, quien alega que Weinstein la violó en Sundance durante el festival de 1997.

En «Untouchable» vemos a hombres y mujeres que, con valentía, hablan de los abusos sufridos durante años. «Me siento muy orgullosa del impacto que esta película puede tener en el mundo. Creo que el documental se suma a la conversación de cómo nos comportamos en privado y en público, el abuso del poder y los cambios que debemos exigir en el trabajo», pidió Úrsula desde el escenario.

Otra mujer que aparece en el documental es Lauren O’Connor, una buscadora de talentos literarios de The Weinstein Company, quien denunció al productor por comportamiento. Su denuncia fue de las primeras que la periodista del «New York Times» Megan Twohey investigó para su reportaje. «Harvey ha hecho lo posible por destruir a Lauren», explicó Arquette a los medios presentes en el teatro MARC de Park City. Un filme que no dejó indiferente a la audiencia y que, sin duda, es uno de los más sorprendentes que veremos en 2019.