ES NOTICIA EN ABC
TIFF

Tom Hanks sudó tinta para meterse en la piel de Mr. Rogers

«A beautiful day in the neighborhood» recrea una historia re’al del personaje infantil

Tom Hanks presentó «A Beautiful Day in the Neighborhood» en el Festival de Toronto
Tom Hanks presentó «A Beautiful Day in the Neighborhood» en el Festival de Toronto - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cualquiera desearía tener a Tom Hanks en su barrio de vecino. Ayer el actor estrenó la película «A beautiful day in the neighborhood», donde se mete en la piel de Mister Rogers, personaje televisivo norteamericano que estuvo durante décadas enseñando a los más pequeños como enfrentar sus emociones. «El cinismo se ha convertido en eje central de nuestra sociedad. Supongo que es más fácil y se puede hacer más dinero manteniendo esa actitud. Es un gran producto porque permite crear teoría conspiratorias», afirma el actor en Toronto.

Para él, «Fred Rogers entendió que la programación para niños no debía ser así. Cuando nos enfrentamos a un mensaje tan simple como “es un bello día en el vecindario” nos asustamos. Debemos permitirnos el placer de sentirnos bien». La cinta se presenta como un episodio de televisión y cuenta la historia real que vivió el periodista Tom Junod, interpretado por Matthew Rhys, sobre su entrevista con Rogers para la revista «Esquire».

«Hay algo realmente interesante en interpretar a una persona real porque puedes conocerle y decirle que vas a contar algo que tal vez nunca dijo y hacer cosas que nunca hizo, pero que vas a intentar hacerlo de la forma más auténtica posible», reconoce Hanks.

Con una interpretación perfecta, el actor regresa a la gran pantalla para emocionarnos con un entrañable personaje muy conocido entre la audiencia norteamericana, aunque menos entre el publico internacional. «Creo que son las emociones de la historia lo importante en este filme, el personaje nos guía», explicó.

Dirigido por Marielle Heller, las reacciones al filme están siendo muy positivas. «Para mí ha sido maravilloso descubrir al personaje. Era un hombre amable y presente, que solía hacerte sentir incomodo». Físicamente no fue fácil. «Esta cinta fue un infierno en vida, tuve que aprender toda su rutina en el tiempo que la hacía. Pensaba que era fácil, pero me equivocaba. Me costó tanto que necesité 22 tomas para logarlo».