Es Noticia

Los Premios Goya 2019 se entregarán en Sevilla

La Academia de Cine saca de Madrid la gala por segunda vez en su historia

Ernesto Sevilla y Joaquin Reyes durante los Goya 2018
Ernesto Sevilla y Joaquin Reyes durante los Goya 2018 - DE SAN BERNARDO Y BELÉN DÍAZ
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Hay dos opciones muy potentes para celebrar los Goya 2019», decía el pasado 9 de junio Mariano Barroso en su primera rueda de prensa tras ser elegido como presidente de la Academia. Hoy, apenas un mes después, todo apunta a que será Sevilla la opción escogida para celebrar la gran fiesta del cine español. De esta manera, y por segunda vez en sus 33 ediciones, los Goya salen de Madrid. Allá por el año 2000, bajo la dirección de Rosa Vergés y con Antonia San Juan como presentadora, se celebraron en el Auditorio de Barcelona.

Mañana comparecerán en rueda de prensa Mariano Barroso, presidente de la Academia, acompañado por Rafael Portela, el vicepresidente primero de la institución, y Juan Espadas, el alcalde de Sevilla. Confirmarán que Sevilla será la encargada de acoger la gala que premia al mejor cine de nuestro país. Es un paso más de la ciudad andaluza para lograr su objetivo de ser una de las ciudades capitales del cine europeo e impulsar las inversiones locales, así como captar nuevos rodajes. De hecho, los Premios del Cine Europeo de 2018 se entregarán en Sevilla.

Fecha por confirmar

En la puesta de largo de Mariano Barroso como presidente electo, también anunció que los Goya 2019 serían, presumiblemente, el 2 de febrero, y confirmó a los presentadores de manera sorpresiva: Andreu Buenafuente y Silvia Abril. Fue una novedad respecto a los últimos años, cuando los conductores de la gala se anunciaban con las nominaciones, o incluso después; es decir, cuando apenas quedaban pocas semanas para la entrega de «cabezones». Algo que trajo problemas en 2018, con uno de los espectáculos, el encabezado por Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, más pobres –de aplausos y de audiencia– de los últimos años.

Buenafuente, que también ejercerá como director, ya tiene experiencia como presentador de los Goya tras haber conducido la edición del año 2010 y 2011. El hecho de volver a contar con el presentador de «Late Motive» es una apuesta por un veterano de la televisión que además cosechó grandes audiencias en las galas que presentó. De hecho, la de 2002 sigue siendo una de las más vistas de la historia.

Una apuesta por la veteranía que contrasta con lo ocurrido en la pasada ceremonia, cuando se externalizó la producción. El resultado no fue el esperado, y por eso ahora se volverá a encargar a profesionales de la casa. «El tiempo que dedicas a preparar un evento redunda en el resultado», ha sentenciado el productor Rafael Portela, elegido como vicepresidente primero de la institución. En este sentido, Portela defiende que lo que el mundo del cine sabe hacer es «rodar películas». «El trabajo en la Academia debe ser igual que un rodaje: cada uno con su función pero trabajando duro por el bien común. Así que con los Goya igual, todo tiene que estar planeado para que no haya margen para que pase nada extraño».