ES NOTICIA EN ABC

Google Oskar Fischinger, el genio abstracto cuya obra tildó Hitler de «degenerada»

Google le dedica hoy un 'doodle' a Fischinger, un artista de cine abstracto del que se cumple el 117º aniversario de su nacimiento.

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El arte abstracto de Oskar Fischinger –pintor, animador y realizador de cine– no resultaba ni mucho menos del agrado del III Reich. Un artista revolucionario, cuyas obras fueron tan avanzadas como para que el mismísimo Hitler las tildara de «arte degenerado» y para que Hollywood no terminara de asimilarlas. Google le dedica hoy un 'doodle' a este artista del que se cumple el 117º aniversario de su nacimiento.

Un 22 de junio de 1900 nació en Gelnhausen (Alemania) Oskar Fischinger. «La música no se limita al mundo sonoro. También existe la música visual», afirmaría ya en su vejez este artista todoterreno cuya obra se define precisamente en eso: música para los ojos. Sus composiciones se caracterizan por ser abstractas en los albores de este movimiento, donde combinó la geometría con la música como nadie hasta entonces. Lo más curioso es que Fischinger se movió en campos tan distantes como fueron violinista y dibujante de arquitectura antes de quedar fascinado por el cine.

Walking from Munich to Berlin (excerpt) by Oskar Fischinger from CVM on Vimeo.

En 1920, se mudó a Munich y comenzó a experimentar con la pintura animada musicalizada, inspirado en los diagramas del budismo tibetano. Sus primeras obras conocidas fueron tan experimentales como el corto «Spirals» y tan extrañas para la época como «Spiritual Constructions» o «München-Berlin Wanderung». Para estas obras diseñó patrones visuales muy complejos que se movían constantemente en ciclos hipnóticos.

En el verano de 1927 Oskar abandonó Munich para ir a Berlín. En esta etapa llegó a trabajar en los efectos especiales de «Woman in the Moon», de Fritz Lang, la emblemática película muda sobre la aventura lunar de un grupo de científicos. Colaboró en la creación de los efectos especiales de cohetes, paisajes estelares y superficies...

Composition in Blue (excerpt) by Oskar Fischinger from CVM on Vimeo.

Poco después del estreno de esta película, el artista alemán tuvo que exiliarse cuando los nazis accedieron al poder y tildaron su obra de «degenerada», al igual que a todo el arte moderno. Entre otras razones porque su obra «Composition in blue», (Composición en azul), había sido premiada en la feria mundial de Bruselas y lo había colocado en el punto de mira del partido nazi. En Estados Unidos alcanzó la meca del cine, Hollywood, en febrero de 1936. Si bien, su aventura americana resultó dificultosa y nunca terminó de asentarse a las tierras californianas llenas de zancadillas y de trepas. Casi a modo de bienvenida, compuso un Poema óptico para «La segunda rapsodia húngara» de Liszt (de Metro-Goldwyn-Mayer) por el que no recibió beneficio alguno.

Para la película «Fantasía» Disney le encargó una escena, «Tocata y fuga en re menor de Bach», pero su trabajo inicial fue alterado y simplificado, lo que llevó a Oskar a romper relaciones con los padres del ratón animado más famoso del mundo. Frustradas sus intenciones como animador (a pesar de que hizo más de 50 cortos), Fischinger se volvió cada vez más un pintor al óleo. Su capacidad para combinar imágenes abstractas sincronizadas perfectamente con la música le hizo un pionero de los vídeos musicales, siendo considerado el padre del videoclip. Un maestro del movimiento y el color que llegó a pasar meses (a veces incluso años) en la planificación y la artesanía de sus animaciones.

El revolucionario y a la vez artesanal cineasta falleció en Los Ángeles el 31 de enero de 1967.