ES NOTICIA EN ABC

«Un golpe con estilo»: Tres oscar para la comedia de la vida

Alan Arkin, Sir Michael Caine y Morgan Freeman protagonizan esta comedia que se estrena hoy en España

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tres oscarizados actores protagonizan la comedia «Un golpe con estilo», que se estrena esta semana en España. Hablamos de Alan Arkin, Sir Michael Caine y Morgan Freeman, tres gigantes de la interpretación por quienes parece no pasar el tiempo. Los tres, gracias al éxito de películas como «El exótico Hotel Marigold» viven la oportunidad de protagonizar comedias destinadas a un público que no busca efectos tecnológicos ni velocidad en las imágenes. «No sé lo que está pasando pero es raro, llegas a una determinada edad y, de pronto, dejan de hablar de ti como si fueras un ser humano», protesta Arkin contra la discriminación por edad, una filosofía muy extendida en Hollywood. «Lo considero una forma de prejuicio. Envejecer puede hacer que otros me vean como una especie diferente, pero yo me siento como si tuviera diecisiete años. ¿Estoy harto de que me pregunten ¿qué se siente al cumplir 70?», explica el ganador del Oscar por «Pequeña Miss Sunshine».

Para demostar cómo en Estados Unidos los ancianos están perdiendo parte de su lugar en la sociedad, Arkin recuerda a ABC un momento que vivió en España, durante la primera visita que hizo a nuestro país. «Me pareció increíble encontrar restaurantes abiertos más tarde de las ocho de la noche lleno de familias disfrutando de la vida en compañía, hablando entre ellos... Eso ya no se ve en este país. Aquí todo el mundo intenta buscar su espacio, su lugar y su horario, y se olvidan de compartir. Es muy extraño», lamenta.

El ritmo que inyecta Alan Arkin a la narración de «Un golpe con estilo» facilita el humor en esta comedia que retrata un atraco a un banco con la cadencia de la tercera edad. «Somos tan vagos que ni siquiera improvisamos», bromea Arkin mientras Sir Michael Caine recuerda que «tuvimos que centrarnos en el guión porque, cada vez que improvisábamos, terminábamos discutiendo entre los tres».

Zach Braff es el cineasta a cargo de un filme que es en realidad el remake de la cinta de 1979 del mismo título que protagonizaron George Burns, Art Carney y Lee Strasberg. En esta ocasión son Cane, Freeman y Arkin los tres jubilados que han trabajado juntos durante años en una fábrica de Nueva York y a quienes los recortes eliminan su necesaria pensión. «Yo no pienso en retirarme, las películas son las que terminan retirando a los actores. Cuando no te llegan guiones, o son una basura, o no te pagan por trabajar, es cuando terminas diciéndote: “Creo que ha llegado la hora de quedarme en casa viendo la televisión”», confiesa Sir Michael Caine. A lo que Arkin replica. «Yo, desde hace seis años, me paso la vida buscando la página del guión en la que voy a morir. Cuando mis amigos me preguntan si es deprimente, les contesto que no, que es una buena forma de practicar».

No retirarse jamás

A Morgan Freeman el trabajo le mantiene en forma: «Puedo pensar de dos o tres cosas que me animan a seguir interpretando. A veces, lo que te toca hacer se ve limitado por tu capacidad de aguantar. Sin embargo, soy consciente de la importancia que supone mantener una carrera a mi edad. Soy muy afortunado y no pienso renunciar nunca». Todos queremos mantener nuestro cerebro a punto ya sea leyendo, aprendiendo, viajando, pero Freeman encuentra su energía en jugar a las cartas. «Soy adicto al solitario. Me levanto por la mañana, me preparo mi café y juego al solitario. Si nadie me molesta puedo pasarme el día jugando o haciendo puzles de palabras», sentencia un actor para quien envejecer en la gran pantalla sigue siendo la aventura aventura de la vida.