ES NOTICIA EN ABC

«Glass (Cristal)»: Los superhéroes entran en el manicomio

M. Night Shyamalan concluye esta peculiar trilogía, inspirada en los cómics, que inició hace 19 años con «El protegido»

James McAvoy es La bestia - Vídeo: EP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Quién no ha fantaseado alguna vez con poseer algún poder oculto o soñado con que ese extraño sarpullido del brazo sea en realidad una picadura que transmita habilidades especiales, como le ocurrió a Spider-Man. Incluso M. Night Shyamalan («El sexto sentido») lo hizo: «Me creía invencible hasta que me torcí el tobillo jugando un partido de baloncesto de niño». Aun así, el director está convencido de que hay superhéroes en la vida real y así lo demuestra en «Glass (Cristal)», la película que cierra la historia que empezó a contar en «El protegido» (2000) y desarrolló en «Múltiple» (2017).

«Sin mallas, pero sí. Siento que hay gente que hace cosas extraordinarias. Lo pasamos por alto, pero estas cosas pasan. La gente es disparada muchas veces y sobrevive. También hay personas que llevan a cabo descubrimientos increíbles o hacen hazañas que jamás habríamos imaginado. Los desórdenes que aparecen en la película, como el Trastorno de Identidad Disociativo (TID), existen y son increíbles. Es que realmente hay gente fuera de lo común», asegura entusiasmado a ABC M. Night Shyamalan, el director y guionista de «Glass (Cristal)», que llega este viernes a las salas de cine españolas. Quien opina igual que M. Night Shyamalan es Elijah Price (Samuel L. Jackson), también conocido como Mr Glass. «Por suerte no tenemos los mismos métodos. Yo no voy por ahí causando catástrofes y asesinando gente para encontrar a estos superhéroes», comenta.

Diecinueve años después del rodaje de «El protegido», Samuel L. Jackson ha vuelto a ponerse en la piel de este apasionado de los cómics para ver qué tal le ha ido y qué ha estado haciendo todos estos años. «Parece que ha estado bien. Ahora está mejor porque tiene amigos con los que jugar», cuenta el actor estadounidense entre risas. «Es ese tipo de personas a las que le gusta formular planes para descubrir si lo que cree sobre él mismo y sobre el mundo es verdad o no. Tiene que saberlo. Para ello, tiene un plan de acción muy claro, uno que ha elaborado durante años, y ahora es el momento perfecto para llevarlo a cabo». Para desarrollarlo, necesita la colaboración de esos amigos que mencionaba Samuel L. Jackson y que son David Dunn (Bruce Willis) y Kevin Wendell Crum (James McAvoy).

El tiempo no ha pasado en balde para David Dunn. Hasta la aparición de la Bestia en «Múltiple», había seguido ayudando a combatir el crimen escondido bajo su enorme chubasquero. Sin embargo, un secuestro de un grupo de animadoras le pone sobre la pista del que se puede decir que es su «archienemigo». «Intentamos que se convirtiese en un villano normal y corriente como Magneto -encargado de enfrentarse a los X-Men-, pero su parte más animalista terminaba siempre afectando», explica James McAvoy, el responsable de interpretar a la Bestia y a las 23 personalidades que habitan dentro de Kevin.

Un fin para dos historias

«“Múltiple” y “Glass” se han convertido en uno de los mayores desafíos que he tenido en mi carrera. He intentado ser muy específico, no dejar que un personaje se contagie del resto y poder dejar así muy claro qué característica es de qué personaje porque quería que los espectadores tuvieran muy claro qué personalidad está en pantalla sin tener que decirlo. He trabajado mucho delante del espejo. Creo que no me miraba tanto desde el instituto». Al igual que en la entrega anterior, una de las personalidades con más peso es Patricia. «Es la que tiene prácticamente el control en “Múltiple”, pero ahora se ve sobrepasada por la situación porque todas las personalidades se cuestionan si deberían ir con la Bestia o en contra de ella».

Los tres tendrán que enfrentarse a la doctora Ellie Staple (Sarah Paulson), especializada en individuos que creen ser superhéroes. «Ella cree que lo que está haciendo puede ayudarles a ellos. Siente que no es seguro tener a gente como ellos andando por las calles. Está convencida de que lo que hace es por el bien de la sociedad», explica la actriz, entusiasta confesa de Shyamalan: «Cuando me preguntó que si quería formar parte del proyecto casi me da algo».

«Glass» cierra, después de casi dos décadas, la historia que comenzó «El protegido». «Realmente no me gustan las secuelas, es algo que ha estado incordiándome porque no quería tener el sentimiento de que estaba haciendo la misma película. Tuve que convencerme a mí mismo de terminarla y decirme que estaba haciendo algo nuevo. Por eso me hacía mucho ilusión ser capaz de hacer la segunda parte sin decírselo a nadie y fue muy emocionante. Hicimos una secuela de “El protegido” y no se supo hasta que no lo revelamos nosotros», cuenta Shyamalan emocionado.

Puede que esta película cambie la forma de ver a los superhéroes. «Estoy convencido de que esto puede pasar. Las películas de superhéroes se han convertido en un fenómeno increíble e imparable ahora mismo. Casi todo el mundo las adora, pero no todo. Puede que esta visión de los superhéroes sea más accesible para aquellos que no consiguen engancharse a estos universos. Pero también creo que los seguidores de DC o Marvel van a encontrar en “Glass” algo de su agrado. Es una aproximación diferente, y eso se agradece», concluye McAvoy.