ES NOTICIA EN ABC

FlixOlé: cómo convencer a un «millennial» para que vea el cine de López Vázquez

Enrique Cerezo ha creado una plataforma en «streaming» para colgar las 7.000 películas de su catálogo

Captura de FlixOlé
Captura de FlixOlé
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Enrique Cerezo, el dueño del cine español -y no es una exageración, al menos posee el 70% de los derechos- quiere colgar todo su catálogo en internet. En este momento en el que las grandes de la industria, véase Disney, apuestan por competir contra Netflix y HBO con una plataforma de streaming propia, el presidente de Egeda quiere hacer algo similar -y a pequeña esacala- en España. Eso, y encontrar un lugar donde su archivo esté protegido pero visible y dando, en un futuro, rentabilidad: una especie de fondo bancario a plazo fijo del entretenimiento.

Se llama FlixOlé, ofrece ya más de 1.500 títulos por 2,99 euros al mes, y promete en unos años tener online las 7.000 películas que están en la cartera de Enrique Cerezo: «Hay que restaurarlas, pulirlas… Mil procesos antes de que las subamos a la plataforma. Cada mes añadimos 30 o 40 películas», explica el productor desde un despacho en sus oficinas de la Ciudad de la Imagen, dos plantas por encima de los laboratorios donde cinco trabajadores «afinan» a contrarreloj un nuevo título.

Y es que su catálogo es una especie de paraíso para el amante del cine clásico. Ahí están «Bienvenido Mr. Marshall», «Viridiana», «El Verdugo», «King Kong», «Belle époque», «El espíritu de la colmena»... y todo Saura, Berlanga, Forqué, cintas recientes como «Los otros», «Tesis», «Las trece rosas»... «Y no te olvides de la RKO. Está toda la RKO, con clásicos como “Río grande” o “Ciudadano Kane”», obliga a recordar Enrique Cerezo tras pedirle que seleccione un título favorito. «Es un proyecto con el que vamos a llegar por todas las vías a todo el público que hable castellano», presume el presidente de Mercury Films. «FlixOlé continuará para las nuevas generaciones que quieran descubrir cómo era nuestro cine y cómo era España desde los años 40», remata.

Ese reto, que lanza casi como un imperativo, le permite gustarse ante la pregunta de cómo va a atraer a los millennial a su plataforma. «Normalmente, cuando un joven millennial ve una película de José Luis López Vázquez se lo pasa fenomenal. ¿Sabes cuál es el problema? Que no saben quién es López Vázquez», resume ahogando la risa ante eso de «joven millennial». «Ellos quieren disfrutar, divertirse y pasarlo bien con el cine español. Aunque parezca mentira, en España hay una gran tradición de ver comedia española, porque permite que la gente lo pase bien», resume, mientras recuerda que también ha subido buena parte del catálogo de series de TVE.

El cine de toda la vida

FlixOlé lleva varios meses en funcionamiento, aunque no se han hecho grandes campañas para anunciarlo. Pese a todo, cuando salió, algunos lo criticaron como «el cine de barrio del streaming». «No me molesta. En España el cine de barrio es lo que ha conocido todo el mundo. La prueba es que cuando ponen cine de barrio en la tele tiene audiencias fantásticas», responde con contundencia: «El casposo es el que puso eso de “casposo” al cine español. Con su palabra y su mente de casposo no ve que millones de personas aman este cine».

Mirando al futuro, al negocio del «streaming», la pregunta es obligada: ¿Por qué el nombre de FlixOlé? «Porque no todo es Netflix. Es fácil de recordar y “flix” se asocia a cine [Flick en inglés es película]. FlixOlé es un nombre muy castellano y así no tenéis problema de traducción. Además, cuando hay un matrimonio, se coge el apellido de la madre. Pues Olé es el padre y Flix la madre, que es internacional», dice, sin «miedo» a la «competencia». «Nos da confianza que estén porque ellos no vendrían si no vieran negocio», presume tras invitar al distribuidor que quiera a sumarse a FlixOlé. «Tenemos que negociar con todas las películas que se produzcan en España para atraerlos a esta plataforma».

Sala de restauración de Mercury Films
Sala de restauración de Mercury Films - Óscar del Pozo