ES NOTICIA EN ABC

La «falta de apoyo» de López Obrador acaba con los Premios Fénix, referente del cine en español

El Gobierno de México, encabezado por el izquierdista López Obrador, ya «no permite que las organizaciones de la sociedad civil tengan acceso a recursos públicos», aseguran los organizadores

Escena de Pájaros de verano, última triunfadora de los Premios Fénix
Escena de Pájaros de verano, última triunfadora de los Premios Fénix - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los Premios Fénix de cine iberoamericano, celebrados anualmente en la Ciudad de México desde 2012 para promover la cultura cinematográfica de América Latina, España y Portugal, han sido cancelados por «falta de apoyo» por parte de los gobiernos de México. Sus organizadores, la asociación Cinema23, aseguran que «las políticas públicas y culturales han cambiado radicalmente en nuestro país» y por ese motivo se ha tomado «la difícil decisión de cancelar los Premios Fénix».

Según aseveró Cinema23, el Gobierno de México, encabezado por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador desde el 1 de diciembre, ya «no permite que las organizaciones de la sociedad civil tengan acceso a recursos públicos». Así, la viabilidad de los Fénix, celebrados de manera ininterrumpida durante cinco ediciones, es «imposible» a través de patrocinios privados únicamente, por lo que «es necesaria la participación y continuidad del Estado para realizar una iniciativa de esta envergadura».

«Cinema23 considera que la falta de apoyo por parte de los actuales gobiernos local y federal a los Premios Fénix y sus diversas estrategias de promoción, difusión y visibilidad truncan la oportunidad de darle continuidad no sólo a una inversión previa por parte del Estado, que contribuye al fortalecimiento de la imagen de la capital del país como una ciudad líder en términos culturales y cinematográficos en América Latina, sino a un proyecto sólido, necesario y de enorme potencial, creado por los profesionales de cine con el fin de concebir un mercado común regional que comparta historias, realidades y experiencias, más allá de nuestras fronteras, y que reúna a sus pares de la región para así conocernos y re-conocernos más como pueblos y sociedades diversos y plurales, sin un referente hegemónico que determine la oferta cultural audiovisual», se puede leer en el comunicado.

Desde la primera edición en 2014, los premios habían recibido el apoyo de la Secretaría de Cultura federal, del Gobierno capitalino y del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, sede de los premios y situado en el centro de Ciudad de México.

Según la organización, formada por más de 1.000 integrantes de 22 países, todas las entregas de premios han tenido «un impacto sin precedentes a nivel mediático con más de 4 millones de televidentes» y han reunido a más de 600 artistas iberoamericanos.

Además, señala Cinema23, los Premios Fénix han contribuido a crear una comunidad «con el objetivo de reflexionar sobre el cine y nuestras realidades» y de promover «un cine de calidad más allá de estilos, presupuestos, lenguas, ideologías y fronteras».

En la última edición, celebrada el pasado 7 de noviembre, la película colombiana «Pájaros de verano» y la argentina «Zama» se convirtieron en las cintas con mayor número de galardones.

«Pájaros de verano», dirigida por Cristina Gallego y Ciro Guerra, se llevó los premios al mejor largometraje de ficción, música original y actriz, por el trabajo de Carmiña Martínez.

La argentina «Zama», de Lucrecia Martel, que narra la espera de un funcionario de la Corona española que ansía noticias del rey, se llevó los de mejor diseño de arte, fotografía de ficción, sonido y edición.