ES NOTICIA EN ABC

Las excentricidades tecnológicas de Tarantino

Al icónico director no le agrada la tecnología moderna, algo que ha dejado patente en varias declaraciones

Quentin Tarantino
Quentin Tarantino - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los adjetivos que podría definir mejor a Quentin Tarantino es clásico. Tanto en el estilo y la ambientación de muchas de sus películas («Érase una vez en... Hollywood» capta la década de los 60, «Malditos bastardos» bebe de la Segunda Guerra Mundial) como en su vida diaria.

Al icónico director no le agrada la tecnología moderna, algo que ha dejado patente en varias declaraciones. Una de sus excentricidades más llamativas versa sobre los teléfonos móviles: los odia, sobre todo en el terreno profesional.

Fue el actor Timothy Olyphant quien reveló hace unos meses una regla que Tarantino impuso durante el rodaje de «Érase una vez en... Hollywood»: los móviles estaban prohibidos.

«¿Tenías el teléfono móvil fuera? Estabas despedido. Sin advertencias ni nada», explicó Olyphant en un programa de radio. Si los miembros del rodaje o el elenco quería llamar, había cabinas en el exterior.

Otra curiosidad sobre el director estadounidense la confesó Brad Pitt durante una entrevista en BBC Radio 1: «No envía correos electrónicos». Cuando el crítico de cine Ali Plumb preguntó en broma a Pitt si el director se comunicaba por telegrama, el actor respondía «básicamente».

Pitt, como recoge Insider, dijo que para contactar con Tarantino, «tienes que llamarlo al teléfono de su casa y dejar un mensaje en su contestador automático».

Los servicios de streaming, con gran éxito entre los usuarios por sus catálogos de películas y series, no parecen satisfacer los gustos tarantinianos.

Según el libro «I Lost it at The Video Store: A Filmmakers' Oral History of a Vanished Era», Tarantino afirmó ante otros directores que no le entusiasma «en absoluto» el streaming. «Me gusta tener algo tangible en la mano. No uso Netflix en absoluto».

Lo que sí usa el director de «Pulp Fiction» son grabadores para su televisión. Además, posee unas ocho mil cintas y DVDs.

Contra la proyección digital

En 2014, Tarantino se rebeló contra el uso de la proyección digital en el Festival de Cine de Cannes.

«En lo que a mí respecta, la proyección digital es la muerte del cine. El hecho de que la mayoría de las películas no sean presentadas en 35 mm significa que el mundo está perdido. La proyección digital es simplemente ver televisión en el cine. Y al parecer todo el mundo está bien con la televisión en público. Pero lo que yo conocí como cine ha muerto», criticaba Tarantino.