ES NOTICIA EN ABC

La ECAM se reinventa con «The Screen» para ayudar a los nuevos talentos del cine español

El proyectó ofrecerá a los cineastas apoyo económico, asesoría técnica y tutorías para proyectos plausibles

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM) ha presentado un proyecto que aglutinará todas las iniciativas tendentes a integrar a sus alumnos en el mercado laboral y lo hará con apoyo económico concreto y con asesoría técnica y tutorías para proyectos reales.

Según ha explicado a Efe Gonzalo Salazar-Simpon, director de la ECAM, el mayor problema al que se enfrentan los jóvenes cuando terminan sus estudios es «el abismo insondable de encontrar trabajo «de lo suyo», porque «esta profesión es muy artesanal y muy freelance y es muy difícil siquiera enviar un currículo».

Desde que hace cinco años el productor asumiera la dirección de la ECAM con la misión de lograr para la escuela madrileña un reconocimiento parecido al de la fructífera ESCAC (Escola de Cinema i Audiovisals de Catalunya), Salazar-Simpson se dedicó a pelear por la vertiente profesional de la escuela, puesto que el problema no era académico.

Así, la ECAM comenzó a desarrollar iniciativas que ayudaran a sus alumnos y que hoy han reunido en un proyecto nuevo, la marca «The Screen». La idea es mantener las que están en marcha, como Open ECAM, por la que los antiguos alumnos pueden utilizar las instalaciones y los medios de la escuela para rodar, como se hizo con «Stockholm», de Rodrigo Sorogoyen, una de las películas más premiadas de 2013.

«Esa fue la primera, pero desde entonces hemos hecho doscientas colaboraciones, algunas tan importantes como "Verónica", "Morir" o "La herida" y otras más pequeñitas, hasta videoclips», comenta el director.

También seguirán abiertos sus espacios de coworking -una práctica que permite interrelacionarse a los trabajadores freelance entre sí y con otros profesionales-, y la "bolsa de empleo".

Una «incubadora» de talento

Además, dentro de este proyecto unificador, la ECAM pone en marcha una nueva iniciativa que no solo piensa en los antiguos alumnos; se trata de "La incubadora", un proyecto que ha desarrollado Gemma Vidal que abre las ayudas a los largometrajes.

"Queremos coger el relevo a los mecanismos de ayuda que ya existen en España para que los guionistas encuentren productor, de modo que vamos a 'incubar' durante cinco meses proyectos de largometrajes que tengan guionista, productor y director, con el único límite de que el director no haya hecho más de una o dos películas".

En esos cinco meses, la escuela proveerá de dinero en metálico "para que se puedan dedicar a esto exclusivamente, diez mil euros por proyecto, y después les apoyaremos con mentorías, asesoramiento grupal y workshops" y se seleccionarán cinco proyectos de quince finalistas.

Según ha indicado Gemma Vidal, lo que se pretende con "La Incubadora" es que estos cinco equipos de productores, guionistas y directores emergentes puedan desarrollar sus largometrajes de la mano de expertos y asesores.

Entre ellos, los directores Alberto Rodríguez, Mar Coll y Enrique Urbizu; los productores Marisa Fernández Armenteros (Mediapro), Koldo Zuazua (Kowalski Films) y Susana Herreras (Movistar +), además de los guionistas Valentina Viso ("María (y los demás)") y Diego San José ("Ocho Apellidos Vascos").

"A mí en particular me interesa que esos cinco proyectos tengan perfiles distintos y se complementen, creo que será fructífero e interesante", ha dicho Vidal.

Esta iniciativa se financiará este primer año a través de la Fundación ECAM, en cuyo patronato están la Comunidad de Madrid y las sociedades de gestión, que "harán un esfuerzo", aunque Salazar-Simpson, que ya piensa en la proyección internacional del proyecto, no descarta buscar financiación exterior en el futuro.