ES NOTICIA EN ABC

Dora, la intrépida exploradora de la televisión, salta a la gran pantalla

En las vacías horas estivales, los estudios de cine ayudan a los fatigados padres a entretener a sus hijos con estrenos como «Dora y la ciudad perdida» y «Playmobil: la película»

Isabela Moner interpreta a la intrépida exploradora
Isabela Moner interpreta a la intrépida exploradora
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En las vacías horas estivales, los estudios de cine ayudan a los fatigados padres a entretener a sus hijos. Este verano hemos visto como, semana a semana, han ido estrenándose películas destinadas a los más pequeños de la casa. Esta semana contamos con dos estrenos: «Dora y la ciudad perdida», la cinta sobre la aventurera más famosa de la televisión, ahora en los albores de la adolescencia; y «Playmobil: la película», dedicada a la compañía de juguetes creada por Horst Brandstätter, en los años 70.

Desde Paramount llega «Dora y la ciudad perdida», un filme con un elenco latino, donde el papel protagonista está interpretado por la joven Isabela Moner, a quien ya vimos no hace mucho en «Sicario: El día del soldado» y quien disfruta de un momento importante en su carrera. «He estado interpretando personajes latinos desde que empecé, pero este papel me permite conectar con mis raíces peruanas, mi madre y mis antepasados son de allí», explica Moner en una habitación de hotel Four Season. «Para el papel aprendí Quechua, la lengua indígena que se habla en los Andes desde hace siglos. Incluso llame a una tía que lo sigue hablando para asegurarme que todo estaba bien escrito».

Emocionada por la oportunidad de crear un icono para tantos niños en todo el mundo, Isabel Moner admite la importancia del elenco latino para que los personajes no estuvieran sometidos a estereotipos. «Me siento muy orgullosa porque ella abraza la libertad de ser uno mismo sin ataduras, no tiene miedo a lo que piensan de ella sus compañeros. El filme rechaza la idea del bullying», explica, quien también destaca el trabajo del director británico James Bobin, quien estuvo abierto al dialogo durante el rodaje en Australia.

A su lado, en pantalla, aparecen Eva Longoria, Michael Peña, Eugenio Derbez y su compañero en «Sicario: El día del soldado», Benicio del Toro. «Todos han sido maravillosos conmigo, pero especialmente Eva y Michael, que interpretan a mis padres. Mi relación con ellos ha sido muy especial porque me trataban como si realmente fueran mis padres», admite la joven promesa.

Para Longoria, su personaje en «Dora y la ciudad perdida» supone la primera vez que representa el personaje de una madre, tres meses después de haber dado a luz a su primer hijo. «Me dio miedo ir a Australia a rodar esta cinta. Acababa de tener a mi hijo hacia apenas dos meses y estaba dando el pecho, no dormía, estaba gorda… Me lo pensé, pero hablando con Pepe, mi marido, me dijo que tenía que hacerla porque era un proyecto increíble. Me convenció porque me aseguró que contaba con su apoyo, que él iba a estar ahí conmigo ayudándome», explica.

La actriz tuvo problemas para conciliar el sueño: «El horario de Australia, me volvió loca. Afortunadamente, el director y los actores se adaptaron a mi horario y me permitieron tener jornadas libres, más abiertas, dependiendo de mis circunstancias. Entendieron que tenia que dar el pecho y estar con mi hijo», confiesa durante nuestra entrevista en Los Ángeles.

Longoria divide su tiempo entre su lucha por ayudar y despertar conciencia entre su comunidad, con su trabajo como poderosa empresaria, actriz y productora dentro de la industria de Hollywood, con su papel de madre y esposa. «Nuestra comunidad tiene que presentarse, tiene que ir a ver esta película y para que se produzcan más películas de este tipo. El apoyo en la taquilla es la clave», reflexiona.