ES NOTICIA EN ABC

¿Dónde fue a parar el dinero que ganó Parchís?

El grupo infantil generó grandes beneficios, pero los chicos solo vieron una pequeña parte

El grupo infantil Parchís, todavía con Óscar (ficha azul) en sus filas
El grupo infantil Parchís, todavía con Óscar (ficha azul) en sus filas
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El estreno en Netflix del documental sobre Parchís, el grupo infantil que conquistó medio mundo en la década de los 80, no ha dejado indiferente al público. Los integrantes de la banda responsable de éxitos como «Comando G» o «Hasta luego, Cocodrilo», narran en primera persona su experiencia como estrellas de la música y la televisión, niños prodigio que, si bien experimentaron el lado más dulce de la fama, también conocieron su cara oculta, marcada por largas jornadas de trabajo y la ausencia de límites y figuras familiares.

La producción dirigida por Daniel Arasanz traza un completo retrato de la banda infantil desde su creación hasta su ruptura y no olvida aspectos importantes, como el enfado de todos los integrantes con Tino, la estrella del grupo, tras emprender este un camino en solitario o el malestar que la madre de uno de los integrantes de Parchís, Óscar Ferrer, generó entre el resto de padres y la discográfica tras denunciar el trato a los niños. «Dije a los padres que los niños no cobraban y que estaban explotados. Todas las actuaciones estaban llenas, ¿dónde iba el dinero de aquello?», se pregunta Victoria Cañadas en el documental de Netflix.

Cañadas se convirtió en una persona incómoda y así lo veían también los integrantes de Parchís: «Los otros padres la vieron como una mujer problemática y entramos en una dinámica en la que cualquier cosa que dijera la madre de Óscar no era una aportación positiva al grupo», afirma Yolanda. Ignacio Janer, director en aquella época de la discográfica de Parchís, Discos Belter, no dudó en sugerir la salida del niño del quinteto: «Dije que, si no queríamos encontrarnos con sorpresas en un futuro, era conveniente cambiar a Óscar». Dicho y hecho, el más pequeño del grupo fue reemplazado por Frank en 1981.

Frank, vestido de azul a la izquierda de la imagen, sustituyó a Frank como ficha azul en Parchís.
Frank, vestido de azul a la izquierda de la imagen, sustituyó a Frank como ficha azul en Parchís. -

El destino de los beneficios que Parchís generó en su periplo por España y América es una de las grandes incógnitas que trata el documental de Netflix. «No sé quién robaba a quién, cuántas veces ni de qué manera, pero fue una pesadilla porque al final no sabías quién era el malo y quién era el bueno», asegura Yolanda en la cinta.

«Hubo una clara lucha de poderes entre el empresario, la casa de discos y los padres. Parchís tenía mucho futuro y generaba dinero y creo que el empresario jugaba sus cartas. El dinero, tal y como entraba, salía», apuntala Frank. Son los padres de la estrella infantil quienes afirman que las familias no obtuvieron grandes beneficios de aquella fama: «Habían ganado mucho dinero pero nada llegaba. La primera vez que cobramos una comisión de discos fue de 100.000 pesetas por cabeza. De las giras en el extranjero nunca sacamos nada», relatan.

Joaquín Oristell, tutor de los chicos, también se pregunta dónde está el dinero generado por la banda y culpa a los padres de esa «cara B» de la fama que Parchís tuvo que experimentar en sus años jóvenes: «La culpa fue de los padres, no hay otra. Sí, una casa de discos muy mala, unos hombres perversos, explotadores... pero son tus hijos, no hay excusa».