ES NOTICIA EN ABC

«Me dijeron que me cortarían el cuello»: una doncella de Michael Jackson rompe su silencio

Trabajadores de Michael Jackson amenazaron a la asistenta «con matarla si hacía públicas las denuncias de abuso sexual que tenía el Rey del Pop»

Movistar adquiere los derechos del documental, que se estrenará próximamente en #0

Michael Jackson, en una imagen del documental Leaving Neverland
Michael Jackson, en una imagen del documental Leaving Neverland - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El polémico documental de Michael Jackson, que se emitirá tanto en HBO como en Movistar, está levantando ampollas antes de su propio estreno. La primera en hablar ha sido una antigua doncella de Michael Jackson, que pasó años trabajando para él. Adrian McManus ha concedido una entrevista para contar que recibió amenazas de muerte si alguna vez hablaba sobre lo que vio en el rancho Neverland.

McManus confesó a «60 Minutes» que fue testigo de cómo el Rey del Pop «besaba y acariciaba» a los jóvenes que visitaban Neverland, pero que temía hablar en ese momento. «Había un lado amable en él, pero también había un lado oscuro», dijo. «Me dijeron que si se me ocurría aparecer en la televisión, contratarían a un sicario para que me sacara, me cortara el cuello y nunca encontraría mi cuerpo».

Parece que ha reunido el valor suficiente para contar su punto de vista ahora que el Rey del Pop ya no está con nosotros. En una entrevista exclusiva con «DailyMailTV» a principios de este mes, McManus afirmó que, según el comportamiento que vio durante los cuatro años que trabajó en Neverland, Jackson era un «pedófilo». «No lo cuestioné, porque él era mi jefe y tú solo haces lo que se supone que debes hacer», dijo al medio inglés.

McManus aseguró que el cantante llevó a una larga lista de jóvenes a su habitación, quienes en algunas ocasiones pasaban estancias de varios días. Tras estas visitas, ella era la encargada de limpiar y era entonces cuando se encontraba cosas de los más preocupantes mientras como la ropa interior de Jackson y de los niños cerca del jacuzzi o vaselina y tampones junto a la cama de Jackson.

«Cuando iba a limpiar el dormitorio del señor Jackson, muchas veces, cuando estaban allí sus invitados especiales, niños pequeños, se estaban bañando con él en el jacuzzi que tenía en el dormitorio», dijo Adrian McManus. «Con todos los niños pequeños hacía lo mismo, les cogía de las manos y los besaba, y ellos peleaban por el amor de Michael. Era un ambiente extraño para ver».

Las pruebas del delito

La doncella también afirma que Michael Jackson tenía una colección de cassettes VHS que contenía «imágenes íntimas» que la estrella grabó con niños en la década de 1990, aunque no lo puede confirmar porque nunca llegó a ver el contenido de las cintas. «Creo que eran de Michael con niños haciendo cosas inapropiadas que tenían que permanecer ocultas, o lo habrían puesto en la cárcel». McManus está convencida de que el cantante consiguió ocultarlas de la policía almacenándolo en una sala de proyecciones lejos de la casa principal, pero que se encontraba en el extenso rancho Neverland.

La entrevista de McManus llega poco tiempo después de la proyección de «Leaving Neverland», un documental de HBO que detalla las acusaciones de abuso por parte de Michael Jackson. Los productores del programa también afirmaron que se les había informado sobre posibles cintas, pero nunca las encontraron. «No sé a dónde fueron, pero escuché que uno de los sobrinos del hombre que dirigía el teatro había comprado muchos vídeos y los había escondido», recuerda la doncella.

«Sensacionalista y partidista»

La familia Jackson actuó de inmediato. Tras la proyección de «Leaving Neverland» en Sundance, denunciaron la «malicia» del documental a través de su abogado: «Están confiando en los testimonios no corroborados de dos personas que admitieron haber cometido perjurio en el sistema judicial americano. Aparentemente, a HBO ya no le importa seguir normas deontológicas ni éticas en la realización de sus documentales. Si lo hicieran, este documental jamás vería la luz».

El representante legal de la herencia del cantante, uno de los letrados más poderosos de Hollywood, tacha de «sensacionalista y partidista» y lamenta que la cadena «se haya unido a la cacofonía con Michael Jackson de los tabloides» que llegan diez años después del fallecimiento de este. En un comunicado de cinco extensas páginas, achaca esta estrategia a «la presión de competir contra Netflix, Amazon y otras plataformas más modernas» y auguran que la emisión se convertirá en «el episodio más vergonzante de la historia de HBO».

Tras el comunicado, el director del filme explicó en «Vice» que «la película no es sobre Michael Jackson, es sobre Robsons y Safechucks y sus encuentros con Jackson. Nunca le conocí, nunca le entrevisté. No sé que le pasó en su vida o en su cabeza que le llevara a molestar a niños pequeños, y no quiero especular sobre eso. No todos los que sufrieron abusos en su infancia se convierten en abusadores sexuales después».