ES NOTICIA EN ABC

Diez actores que murieron en trágicas circunstancias

Paul Walker o son algunos de los intérpretes que consternaron al mundo con las extrañas situaciones que rodearon su muerte

Natalie Wood junto a Warren Beatty
Natalie Wood junto a Warren Beatty - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El pasado lunes conocimos la trágica noticia de que el actor brasileño Rafael Miguel, conocido por participar en la versión brasileña de la serie «Chiquititas», había sido asesinados a tiros por su suegro en el barrio de Pedreira, al sur de São Paulo (Brasil). Por desgracia, no ha sido el único intérprete que ha sufrido una muerte violenta. Otros nombres, muchos de ellos reconocidos internacionalmente, tuvieron un final trágico y repentino.

Una de las muertes que más ha consternado a Hollywood en los últimos años fue la del aclamado actor Paul Walker. El protagonista de la saga «Fast & Furious» falleció el sábado 30 de noviembre de 2013 en un accidente de tráfico en California. Un trágico desenlace para carrera cinematográfica marcada por la velocidad y los coches. Por suerte para sus fans, pudieron terminar el rodaje de la séptima entrega de la saga gracias a la colaboración de dobles y de su propio hermano.

Otro actor que murió en un accidente de coche fue Anton Yelchin (Chekov de las últimas entregas de «Star Trek»). Concretamente atropellado por su propio coche. Según reveló la policía de Los Ángeles en 2016, su vehículo rodó cuesta bajo y atrapó el cuerpo del actor contra una pared.

Para circunstancias extrañas, aquellas que rodearon la muerte de Natalie Wood. La actriz desapareció misteriosamente cuando se encontraba con su marido Robert Wagner y su amigo Christopher Walken a bordo de su yate. Su cadáver no fue encontrado hasta la mañana siguiente, el 29 de noviembre de 1981, en la costa californiana. Han pasado más de treinta años y aún no se sabe qué ocurrió esa noche exactamente.

La última noche de Albert Dekker también fue desconcertante. El que fuese conocido por su papel de Pat Harrigan en «Grupo salvaje» fue encontrado muerto el 5 de mayo de 1968. Estaba en el lavabo de su casa con una jeringuilla clavada en el brazo y una pelota de goma en la boca. En su casa había lencería femenina, cinturones de cuero y una cuerda atada desde la barra de la cortina de la ducha. Aunque no se desconoce qué ocurrió, son muchos los que creen que su muerte se debió a un asesinato involuntario.

Thelma Todd era una actriz de reparto poco conocida hasta su muerte. No fue reconocida por participar en películas como «The Maltese Falcon» (1931) o «Plumas de caballo» (1932). Lo fue por las extrañas causas de su muerte. La intérprete falleció por inhalación prolongada de monóxido de carbono en su garaje. ¿Suicidio o accidente? La muerte que se supone que sí que fue un accidente fue la de Brandon Lee, uno muy extraño. La versión oficial afirma que el 31 de marzo de 1993, en el rodaje de una escena de «El Cuervo» (1994), el intérprete recibió un disparo de una pistola de atrezzo que no estaba carga da con balas de fogueo, contenía balas reales.

James Whale, director de «El doctor Frankenstein» (1931), era conocido por su pánico al agua. Pues, paradógicamente, se suicidó lanzándose contra la parte menos profunda de su propia piscina. Se ahogó tras darse un fuerte golpe en la cabeza el 29 de mayo de 1957. Otro suicidio que nos dejó consternados fue el de Robin Williams. El reconocido actor, según informó la Policía, se ahorcó con su propio cinturón. Williams perdió la batalla contra la depresión.

Con el permiso de todas las anteriores, la muerte que más ha impactado al mundo del cine es la de Bruce Lee. Con apenas 32 años, el actor falleció en Kowloon, Hong Kong británico. Ha pasado mucho tiempo desde su muerte y siguen siendo muchas las teorías que hay alrededor de ella.