ES NOTICIA EN ABC

La desconocida española que triunfa en Hollywood

Del anonimato más frustrante, ahogada por los gastos económicos, la española ha pasado a encabezar la taquilla en Estados Unidos

Marta Milans en «¡Shazam!»
Marta Milans en «¡Shazam!»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace apenas un año y medio estuvo a punto de rendirse. Recién cumplida la mayoría de edad, Marta Milans, que soñaba con ser actriz, se mudó a Nueva York. En la tierra donde lo imposible se consigue, intentó acceder a diferentes papeles, pero no la llamaban. Los gastos la acosaban y las ganas se convirtieron en angustia. Reflexionó y decidió volver a España.

«Toqué fondo. No tenía un duro. Ni siquiera podía pagar el alquiler del coche para el día siguiente. Mis amigas me decían que me volviera a Madrid. Subarrendé mi apartamento de Nueva York porque ya no podía pagarlo y llamé a mis representantes para decirles que me iba a España una temporada 'a hacer teatro», recuerda Milans, tal y como publica Vanity Fair.

Fue en su país natal donde el teléfono empezó a sonar. Ron Pearlman la quería para su próxima película. Cruzó de nuevo el charco y DC fue quien llamó a su puerta. La querían también para el papel de madre de acogida en la nueva cinta de superhéroes de la franquicia, «¡Shazam!». Del anonimato más frustrante, la española pasó a encabezar la taquilla en Estados Unidos.

El éxito la pilló a contrapié, pero no era ni de lejos su primer trabajo, aunque sí el de más envergadura. Antes que participar en el proyecto de DC con Zachary Levi, Milans estuvo presente en un capítulo de la serie «Ley y orden: Unidad de víctimas» y, ojo, también en la ilustrativa «Shame», con Michael Fassbender.

Después de unos años de capa caída, sin ningún proyecto notorio, este 2019 parece ser su año también en España, donde fichó por «el embarcadero», serie original de Movistar+ donde interpreta a Katia, la mejor amiga del personaje de Verónica Sánchez.

Marta Milans tiene ganas, casi encabeza también la taquilla en España (Dumbo lo ha impedido por poco) y tiene un futuro brillante por delante.