Es Noticia

«Déjame salir», la película que ha enfrentado a Samuel L. Jackson con los actores negros británicos

El popular intérprete ha arremetido contra Daniel Kaluuya, protagonista de la cinta, porque «algunas cosas son universales, pero un hermano de EE.UU. hubiera sentido más el caso que cuenta la película»

«Déjame salir» es una cinta de terror con el telón de fondo de los problemas raciales de Estados Unidos

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Déjame salir» está siendo uno de los fenómenos de la temporada: costó poco más de cuatro millones de euros y ya ha recaudado más de 110 millones. Un éxito avalado por la crítica y el público. La gente se ha rendido a esta cinta de terror con denuncia social. Todos, o casi todos: Samuel L. Jackson se ha mostrado muy crítico con el protagonista de «Déjame salir», Daniel Kaluuya, porque dice que debería estar protagonizada por un actor negro de Estados Unidos y no de Reino Unido.

«Deberían haber elegido a un hermano americano. Daniel Kaluuya creció en un país donde la convivencia interracial viene de siglos. Algunas cosas son universales, pero no todas. Un hermano de EE.UU. hubiera sentido más aquello», explicó en la radio de Nueva York «Hot 97».

La película «Déjame salir» es una cinta de terror con una gran carga de crítica social: Para Chris (Daniel Kaluuya) y su novia Rose (Allison Williams, de la serie «Girls») ha llegado el momento de conocer a los futuros suegros, por lo que ella le invita a pasar un fin de semana en el campo con sus padres, Missy y Dean. Al principio, Chris piensa que el comportamiento «demasiado» complaciente de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le llevan a una descubrir una verdad inimaginable que tiene relación con el resto de negros que viven en la localidad.

Pese al marcado carácter de denuncia en la película, no ha sido suficiente para Samuel L. Jackson. La compara con otras producciones, como «Selma», donde el británico David Oyelowo interpretó a Martin Luther King. «Otros hermanos de EE.UU. habrían mostrado un punto diferente sobre su forma de pensar». En realidad, según se ha entresacado de sus declaraciones, todo depende de un matiz económico: «Son más baratos que los actores de Estados Unidos [para los productores]».

Respuesta directa

Daniel Kaluuya ha respondido a Samuel L. Jackson a través de una entrevista en la revista «GQ». «Estoy resentido por tener que demostrar que soy negro», ha protestado. «Hay gente que me dice "eres demasiado negro". Después viajo a Estados Unidos y me dicen que no soy demasiado negro. Voy Uganda y no hablo su lengua. En India, soy también negro. Entre la comunidad negra [de mí país] soy el de la piel más oscura. En Estados Unidos, soy británico...». Pese a la polémica, el actor de 27 años se ha declarado admirador de Jackson.

Mientras tanto, otros actores de color, como John Boyega (Finn en «Star Wars: El despertar de la fuerza») se han mostrado en contra de la polémica. El debate del racismo, dicen, no puede desviarse:

La película se estrena en España el próximo 19 de mayo.