Es Noticia

Los daños millonarios que James Bond le ha causado a sus vehículos

23 coches han resultado dañados en las 24 películas que se han hecho sobre el agente 007, con un coste cercano a unos cinco millones de euros

Daniel Craig, con un Aston Martin destrozado como James Bond
Daniel Craig, con un Aston Martin destrozado como James Bond - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este 2019, James Bond cumple 57 años en el cine. Desde que el espía más famoso de la gran pantalla viese la luz por primera vez en «Agente 007 contra el Dr. No» en 1962, lo cierto es que su estela no ha dejado de brillar. Tanto es así que el reconocido agente especial suma ya 24 largometrajes en la gran pantalla, así como una millonaria legión de seguidores que nunca se pierden sus andanzas.

La última película vio la luz en 2015: «Spectre», el cuarto filme de Daniel Craig como James Bond. Anteriormente, habían dado vida al espía Pierce Brosnan, Timothy Dalton, Roger Moore, George Lazenby y Sean Connery, que interpretó al agente especial 007 durante casi una década. El próximo filme, previsto para su estreno en 2020, estará dirigido por Cary Fukunaga, conocido por su trabajo en el filme «Sin nombre» y por estar detrás de series tan exitosas como «True Detective» y «Maniac».

Gran parte de la culpa del éxito de James Bond a lo largo y ancho de todo el planeta reside en sus trajes y sus armas, pero también en sus coches y vehículos. Quizá el más representativo sea el ostentoso Aston Martin DB5, presente en hasta seis títulos de la saga, aunque el agente también ha estado al mando de otros bólidos como un Lotus sumergible, un Toyota 2000GT, un Rolls Royce Silver Cloud II y un Aston Martin V12 Vanquish que se hacía invisible.

La gran mayoría de sus vehículos, no obstante, era habitual que terminasen dañados, cuando no destrozados, con motivo de las andanzas de Bond. Contratiempos que, a lo largo de las 24 películas de la saga, han supuesto un gran desembolso económico para el universo de James Bond. Y es que según un estudio de AMT efectuado por el comparador de seguros Carnage Calculator, el coste de los daños causados por Bond a sus coches ascendería a 4.472.607 libras. O lo que es lo mismo, a casi cinco millones de euros.

Según el citado estudio, bautizado por sus actores, en un juego de palabras, como «Crashino Royale», el malogrado Roger Moore sería el James Bond más «destructivo», al haber destrozado completamente cinco coches en las siete películas que hizo como el agente 007. Sin embargo, el que más dinero habría gastado en coches sería Daniel Craig, el Bond más reciente, y que en los cuatro títulos en los que ha interpretado al espía se ha dejado 3.133.590 libras en vehículos, unos 3,5 millones de euros. Todo lo contrario que Sean Connery, que no causó un solo daño a sus coches en tres de las seis películas en las que dio vida a Bond: «Desde Rusia con amor», «Operación Trueno» y «Solo se vive dos veces».

23 vehículos en total, así las cosas, habrían resultado dañados en las 24 películas de James Bond, ocho de ellos de la marca Aston Martin. En ese sentido, el Aston Martin DB10, pilotado por Craig en «Spectre», sería el más caro de todos, con un precio de mercado de 2,4 millones de libras, cerca de 2,7 millones de euros. Solo para la última cinta se realizaron diez de ellos, aunque ninguno quedó destrozado del todo.