Es Noticia
«Taxia Gibraltar»

Dani Rovira: «La presión la tienen que sentir los pilotos y los cirujanos. No yo»

El actor inauguró el Festival de Cine de Málaga con una comedia que aúna el humor español con el argentino

Joaquín Furriel, Ingrid García Jonsson y Dani Rovira protagonizan «Taxi a Gibraltar»
Joaquín Furriel, Ingrid García Jonsson y Dani Rovira protagonizan «Taxi a Gibraltar» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un taxista endeudado, un exconvicto argentino y la solterona del pueblo... Parece el inicio de un chiste no demasiado bueno, pero no lo es. Estos tres desesperados protagonizan «Taxi a Gibraltar». La última cinta del director argentino Alejo Flah, que llega hoy también a las salas de cine españolas, relata la historia de León Lafuente (Dani Rovira), un taxista acosado por las deudas al que embauca el exconvicto Diego Manfredi (Joaquín Furriel) para emprender un viaje con destino a Gibraltar. «Era la oportunidad de entrar en un mundo medio nuevo con otros códigos, otros lenguajes. Ese peñón en sí mismo esconde secretos». Por el camino, se encontrarán con una también desesperada Sandra Sánchez (Ingrid García Jonsson).

«Son tres personajes que podrían ser fácilmente representables en nuestra sociedad y en la argentina. Lo bonito es que son personajes muy identificativos con el público que quieran ir a la peli porque sí, a todos les mueve la desesperación, pero cada uno tiene circunstancias diferentes. Son personajes que están muy en la realidad», explicó Dani Rovira. «Todos parten de un lugar común de que el sistema está pudiendo con nosotros», añadió Ingrid García Jonsson.

«Taxi a Gibraltar» aprovecha a estos tres desesperados para reírse de todo lo que nos preocupa actualmente. La guerra del taxi, la gentrificación de los barrios o el Brexit son tres ejemplos. «La película escribimos hace tres años y la rodamos hace uno, pero podría haberse propuesto la semana pasada. Como guionista y como director hay que estar muy conectado con la actualidad. El cine y la vida tienen que retroalimentarse», explicó Flah.

Fiesta malagueña

La película de Alejo Flah también inauguró el Festival de Cine de Málaga el pasado viernes. «Es una alegría poder abrir el festival. Aquí yo ya presenté mi primera película, pero aquí abrimos el mismo día que estrenamos en los cines de toda España además así que es un gran escaparate, pero, sobre todo, una gran celebración. Además, con el público de Málaga que es tan vivo y tan bueno», comentó Flah, quien está convencido de que la película encarna el espíritu del certamen. «El festival ha recortado distancias con Latinoamérica durante los últimos años y esta película es también un encuentro entre lo de aquí y lo de allí, como yo».

Dani Rovira estuvo presente en la inauguración del festival y seguirá estándolo a lo largo del mismo ya que participa también en el filme de clausura «Los Japón» y en dos documentales: «Todos los caminos» y «Siempre fuerte». El cómico se ha convertido en sinónimo de éxito; sin embargo, sigue «escurriendo el bulto» cuando le preguntan por esta realidad. «Solo siento responsabilidad por hacer bien mi trabajo. La presión la tienen que sentir los pilotos y los cirujanos. No yo».

León Lafuente, según Dani Rovira

Es un taxista de 40 años que vive en un barrio que anteriormente era como muy barrio, pero empieza a ponerse de moda, suben los precios, le suben el alquiler de la peluquería a su mujer que está embarazada, está puteado en el taxi... El personaje nace de una frustración de una persona que constantemente ha tenido que estar manoteando y pataleando para salir de aguas movedizas contra algo que no puede hacer nada porque es el sistema. Es un personaje que tiene que trabajar mucho la ira, siempre está enfadado. Es como un dique que está a rebosar y piensas "como se haga una grieta, esto va a rebosar". Es como el concurso de la patata caliente... Pobrecito mío.

Sandra Sánchez, por Ingrid García Jonsson

Es una chica que, en principio, se siente condenada a tener que vivir en el pueblo, casarse ya con el último soltero que queda porque ella ha estado posponiendo la idea de quedarse ahí encerrada para siempre durante mucho tiempo y se da cuenta de que se le está pasando el arroz. Pero en una despedida de soltera, la suya, a la quinta copa se da cuenta de que no, que no puede ser. No puede vivir con esa condena y decide huir. En su escapada, por suerte, se cruza con Diego Manfredi, que es un psicólogo que le ofrece terapia a cambio de que los lleven a un taller para que puedan arreglar el taxi de León y a ella le parece un planazo. Gibraltar es lejos, es otro país.

Diego Manfredi, explicado por Joaquín Furriel

Diego es un argentino que se escapó de la crisis que había en su país y España le dio la bienvenida con otra crisis. Está como permanentemente perdiendo la ilusión y eso hace que esté en un estado de superviviencia permanente. Es un embaucador en el sentido de que siempre está creando ficción, la realidad la va adaptando paso a paso para ver cómo sale hacia delante, cómo supera cada uno de los conflictos.