ES NOTICIA EN ABC

Oscars 2019 Cuarón continúa el reinado mexicano en los Oscar

El director de «Gravity» se hace con la estatuilla a Mejor director gracias a «Roma»

Alfonso Cuarón ya ganó el Oscar a Mejor director con «Gravity»
Alfonso Cuarón ya ganó el Oscar a Mejor director con «Gravity»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Alfonso Cuarón llegó al Dolby Theatre con un objetivo claro: mantener el reinado mexicano en Hollywood, y lo consiguió gracias al Oscar a mejor director por «Roma». Desde que ganase el Oscar a Mejor director en 2014, comenzó la mejor racha del cine mexicano en una de las categorías más importantes de los galardones de la Academia. «Esto es gracias a ti, mamá. Yo por eso estoy aquí, es por ti, y esto es para ti, te amo», dijo Cuarón al recibir el premio por su trabajo en «Gravity», convirtiéndose en el primer latino en ganar este galardón. Pronto le siguieron en la hazaña Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro.

Juntos «los tres amigos» –como son conocidos Cuarón, Iñárritu y Del Toro– han conseguido cinco de los últimos seis Oscar al Mejor director. Cuando lo ganó Alejandro Iñárritu, gracias a su trabajo en «Birdman» (2015), expresó con humildad que le parecía algo «irreal»; al año siguiente, repitió el hito con «El renacido» (2016). Mientras, Del Toro («La forma del agua», 2018) aprovechó su discurso de agradecimiento para destacar que el arte es una de las mejores formas para borrar las fronteras y, de paso aprovechó para agradecer a sus «monstruos» todo lo que han hecho por él. «Soy un inmigrante. (...) Lo mejor que hace nuestro arte y nuestra industria es borrar las líneas en la arena. Deberíamos seguir haciéndolo cuando el mundo nos diga que los hagamos más profundos», aconsejó el director mexicano.

Cuarón, Iñárritu y Del Toro, los directores mexicanos que han ganado el Oscar
Cuarón, Iñárritu y Del Toro, los directores mexicanos que han ganado el Oscar-REUTERS

El coqueteo entre México y los Oscar comenzó en 1950, en la 22ª edición de la primera gala de la Academia, cuando Emile Kuri consiguió un galardón por su trabajo como Director de Arte en la película «La heredera». Apenas dos años después, Anthony Quinn se hizo con el Oscar a Mejor actor de reparto por «¡Viva Zapata!». Desde entonces, México ha estado muy presente en la cultura estadounidense. Aunque todavía se le resiste la categoría de Mejor película de habla no inglesa, a la cual también está nominada «Roma», cada vez son mas mediáticas sus nuevas menciones en casi todas las categorías: desde las interpretativas con Salma Hayek o Lupita Nyong'o, hasta las técnicas, con la supremacía en fotografía de Emmanuel Lubezki.

Un silencio de Oscar

Hemos estado cinco años, desde que sorprendió con «Gravity», sin saber poco o nada de Alfonso Cuarón. Un silencio que se ha traducido en la película más personal del director y uno de los fenómenos cinematográficos del momento (tanto para el público como para la crítica). «Roma» cuenta en su palmarés con los galardones a mejor dirección en los Oscar, los Globos de Oro y los Bafta así como el premio del Sindicato de Directores (DGA).

Cuarón cambió radicalmente su forma de hacer cine con «Roma»
Cuarón cambió radicalmente su forma de hacer cine con «Roma»-NETFLIX

Cuarón se impuso a una lista de nominadas que destaca por su colorido internacional y por la ausencia de mujeres. Entre ellos destacaba un clásico del cine estadounidense como Spike Lee, que aspiraba al galardón gracias a «Infiltrado en el KKKlan», la insólita historia de un policía negro que logró infiltrarse en las filas del ultraconservador y racista Ku Klux Klan. El veterano director se hizo con su segunda estatuilla (la primera fue una honorífica que recibió en 2015) gracias al guion adapatado de «Infiltrado en el KKKlan».

Justo ese mismo año, Adam McKay, el otro rival estadounidense de Cuarón, competía por hacerse por la estatuilla al Mejor director con «La gran apuesta». Sin embargo, fue Iñárritu quien se hizo con ella. Esta noche tiene una nueva oportunidad gracias a «El vicio de poder», una mirada sarcástica a la política y al exvicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney.

La presencia internacional la puso el cineasta griego Yorgos Lanthimos, que acudía a la ceremonia de los Oscar con su primera nominación, pese a su aclamada filmografía con piezas como «Canino» o «Langosta», como mejor director bajo el brazo gracias a «La favorita». El otro nombre internacionales el de Pawel Pawlikowski. Con «Ida» (2013) ya recibió la estatuilla a la mejor película en lengua extranjera, pero su «Cold War» se fue de vacío pese a contar con tres nominaciones.