ES NOTICIA EN ABC

Tom Cruise, Uma Thurman o Sylvester Stallone: actores que casi mueren durante un rodaje

En ocasiones los actores no cuentan con especialistas para algunas escenas y pagan las consecuencias

El actor Tom Cruise durante el rodaje de «Misión Imposible 6» en Londres
El actor Tom Cruise durante el rodaje de «Misión Imposible 6» en Londres - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los riesgos en el cine, aunque se han reducido mucho en los últimos años, siguen estando presentes. Desde objetos del decorado que se pueden desprender, focos y, sobre todo, actos y reacciones inesperadas por parte de compañeros de rodaje pueden desencadenar una serie de sucesos que acaban con el protagonista en el hospital y, en ocasiones, muriendo.

Son muchos los actores famosos que han vivido esta desgracia, en ocasiones engañados por sus directores o, incluso, porque no han querido contar con especialistas para las escenas de riesgo. De hecho, los especialistas suelen ser los que más sufren las consecuencias de los errores en los rodajes.

Tom Cruise ha sido uno de los actores que más se ha expuesto a tener accidentes. Prefiere siempre no contar con dobles, y la adrenalina es lo suyo, ya que interpreta siempre sus propias escenas de acción. Durante el rodaje de la sexta entrega de «Misión Imposible», el actor sufrió un accidente que paralizó la grabación de la cinta. Mientras tenía que saltar de un tejado a otro, en plena ciudad de Londres, algo salió mal y se rompió uno de sus tobillos en la caída. En las imágenes que se han difundido del momento apenas se puede apreciar cómo Cruise apoya mal el pie en la fachada del edificio para coger impulso y encaramarse a la cornisa, pero en la caída es cuando el tobillo se dobla por completo y sufre una dolorosa rotura.

Pero este no ha sido el único error que casi acaba con la vida de Tom Cruise en pleno rodaje. Durante la grabación de «El último samurai», Cruise se encontraba sobre un caballo mecánico grabando una de las escenas de lucha con el espadachín japonés Hiroyuki Sanada. El caballo en el que montaba sufrió una avería, y gracias a la habilidad de Sanada el actor pudo conservar el cuello cuando detuvo la espada a escasos centímetros del gaznate de Cruise.

Sylvester Stallone ha confesado en las últimas horas cómo acabó en el hospital durante el rodaje de «Rocky IV». Durante la grabación de la lucha final contra Ivan Drago (Dolph Lundgren), Stallone le pidió algo verdaderamente peligroso al compañero: «Le dije: "¿Por qué no lo hacemos? Solo trata de noquearme. Realmente golpéame lo más fuerte que puedas" Y tras esa estupidez que le dije, lo siguiente que supe es que estaba en un avión de baja altitud para ir a la sala de emergencias, donde acabé en cuidados intensivos durante cuatro días con un montón de monjas a mi alrededor», aseguró durante el pasado festival de Cannes.

Uma Thurman también ha sufrido las horas más bajas en medio de un rodaje. En esta ocasión fue durante la grabación de «Kill Bill: volumen 2». El director Quentin Tarantino contaba con la actriz para realizar una escena en la que conducía un vehículo por el medio de la selva. Sin embargo, a pesar de que Tarantino le garantizó la seguridad, Thurman no lo tenía claro del todo. Según la actriz, el equipo la presionó para que se montara en el coche, a pesar de haber pedido una doble para dicha escena. Finalmente, chocó contra un árbol y tuvo que ser atendida por el equipo. La actriz denunció públicamente las negligencias que envolvieron al incidente, y acusó a la productora de no compartir las imágenes con ella durante dos años para evitar represalias legales.

El actor Jason Statham sufrió uno de los accidentes más impactantes de la historia del cine. El inglés se encontraba inmerso en el rodaje de la tercera entrega de la saga de «Los mercenarios» cuando, en una escena, todo salió mal. Statham se encontraba a los mandos de un camión. Durante el rodaje, algo salió mal y el camión de Jason Statham se quedó sin frenos, precipitándose por un acantilado de unos 18 metros a las frías aguas del Mar Negro. Por suerte para Statham, su habilidad para bucear —fue submarinista de la Real Armada Británica durante doce años— le permitió salir ileso del accidente.

Isla Fisher también estuvo a punto de perder la vida en pleno rodaje de la primera entrega de «Ahora me ves». La actriz, en su primera escena de la película, debía de realizar un número de magia para el que se sumergiría en un tanque de agua. Aguantando la respiración, debía de librarse de las cadenas que la ataban. Pero los anclajes se enredaron y, a pesar de contar con el sistema de seguridad pertinente, este falló. Fisher golpeaba el cristal pidiendo ayuda, pero en la escena dichos golpes estaban marcados como parte de la actuación. Durante tres minutos permaneció bajo el agua, y gracias a la ayuda de un especialista se lanzara al agua para ayudarla.

Brandon Lee sufrió una de las muertes más conocidas de la historia del cine. Hijo de Bruce Lee, el actor se encontraba grabando la película «El cuervo». A consecuencia del presupuesto, las escenas con pistolas se tuvieron que grabar con balas reales a las que se les quitó la pólvora para evitar que impactaran contra nadie. Pero, en un descuido, mezclaron las balas modificadas con otras reales, y los cartuchos normales con otros de fogueo. Cuando tuvieron que realizar el rodaje, una de las balas sin modificar acabó en la cámara, y Lee sufrió un disparo en el estómago a unos cuatro metros de distancia. Brandon Lee fue trasladado al hospital y operado de urgencia, pero nada se pudo hacer por salvar su vida.