ES NOTICIA EN ABC
Cine

Cine chino: entre el drama y la fantasía

El gigante asiático solo permite la exhibición de 34 películas extranjeras al año en sus salas

Fotograma de «La maldición de la flor dorada»
Fotograma de «La maldición de la flor dorada»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hollywood necesita tener a China como amigo. Cada vez más cintas estadounidenses hacen guiños a la cultura china para conseguir que lleguen a las salas del gigante asiático debido a los beneficios que se reportan. El problema es, sin embargo, que el país solo permite la exhibición de 34 películas extranjeras al año, tal y como dictaminó el acuerdo firmado en 2012 por la Organización Mundial del Comercio.

El Gobierno chino lleva muchos años limitando el número de películas extranjeras: en los años 90, la cuota máxima era de diez películas, cifra que se duplicó al entrar en la Organización. El extremo control genera que las grandes productoras luchen ferozmente por proyectar sus filmes al gran público chino. Una de las películas que lo consiguió con un éxito aplastante fue “Fast and Furius 8”, que a día de hoy, dos años después de su debut, sigue ostentando el título de la película extranjera más taquillera de las pantallas grandes del país. Recaudó 190 millones solo en su estreno, cifra que no obtuvo en Estados Unidos y Canadá, donde no llegó a los 100 millones.

Este extremo control puede explicarse porque el Gobierno chino está haciendo grandes esfuerzos para crear una industria cultural propia, pero lo contradictorio es que algunas productoras están haciendo alianzas con Hollywood.

La apuesta de Europa por visibilizar otro tipo de cine, intentando desbancar la hegemonía estadounidense, ha permitido que se reivindique la diversidad cultural y se proyecten cintas de autores del país del sol naciente, sobre todo en festivales de cine como Cannes, San Sebastián, Venecia o Berlín donde se hace eco de estas creaciones a pesar del férreo control del Gobierno.

Nace a principios del S.XX

El séptimo arte chino nace en la Shanghái cosmopolita de principios del siglo XX, con mucha influencia extranjera, sobre todo de Estados Unidos. Los conflictos bélicos marcarán las producciones cinematográficas a través de las décadas, por eso no se debe hablar de cine chino, sino de “cines chinos”. Hay cine taiwanés, Hongkonés y continental y esto es porque muchos de los grandes creadores migraron desde Shanghái a la isla de Taiwan o a Hong Kong. Este último gozaba de mayor libertad política y económica por haber sido colonia británica. Taiwán, en cambio, fue colonia japonesa a principios de siglo, por lo que la filmografía se ha visto muy influida por sus técnicas y formas narrativas.

Filmes de temas cotidianos

Al principio, en el cine mudo, el trataba temas cotidianos como la mujer y el matrimonio, asuntos cargados con toques nacionalistas y culturalistas. El celuloide chino reflejará que los ciudadanos consideran su cultura como la más importante, y esto se va a plasmar en sus películas que, hasta la década de los años 40 eran solo para el público interior. Posteriormente seguirían una tendencia más aperturista.

Una de las peculiaridades del cine del grande asiático es que refleja el drama de una forma muy intensa. Muchas de sus películas son hiperrealistas, también tratan temas del género de época, de espadachines o de su género por excelencia, el fantástico.

A partir de los años 90 destacan autores de Hong Kong y Taiwán, que tendrán mucha más relación con Estados Unidos. Estos se hicieron notar por un cine independiente en el que tratarán temas ya emblemáticos como la soledad urbana y la revolución tecnológica.

Para entender la historia de su filmografía hay que disfrutar de las películas. A continuación, os hacemos recomendaciones de las mejores películas de cine chino, bellas obras de arte que no te dejarán indiferente.

Primavera en un pueblo pequeño, 1948

Escena de «Primavera en un pueblo pequeño»
Escena de «Primavera en un pueblo pequeño»

Rodada en la Edad de Oro de Shanghái, es una de las primeras películas que se filmaron en sonoro. Al principio solo estaba disponible para el público chino, pero ahora podemos disfrutar de ella fuera de sus fronteras. Este drama romántico cuenta la historia de Zhou Yuwen, quien está casada con un hombre enfermo al que no ama. Es considerada por la crítica como el mejor largometraje chino de la historia.

Más allá de las montañas, 2015

Escena de «Más allá de las montañas»
Escena de «Más allá de las montañas»

Del director Jia Zhang ke, esta historia nos lleva a la china de finales de 1999, en la que dos jóvenes, Zang y Lianzi están enamorados de la misma chica, Tao. Ésta deberá decidir con cuál de sus pretendientes se queda y con ello sellará su destino y el de su hijo. Fue premiada en el Festival de Cannes y San Sebastián, este último premio del público.

The big boss, 1971

Escena de «The big boss»
Escena de «The big boss»

Esta película de acción hongkonesa protagonizada por el mítico actor Bruce Lee, desarrolla la llegada de Cheng a Bangkok desde China. En poco tiempo encuentra trabajo en una fábrica, pero descubre que es una tapadera de otros negocios sucios. Este filme encumbró a Lee como maestro de artes marciales en el cine.

El mono borracho en el ojo del tigre, 1978

Escena de «El mono borracho en el ojo del tigre»
Escena de «El mono borracho en el ojo del tigre»

Película hongkonesa de acción cómica, protagonizada por Jackie Chan. Desarrolla la historia de Wong Fei, hijo indisciplinado de un gran maestro de Kung Fu. Su padre decide mandarle con su tío, un sádico maestro de Kung-fu aficionado al alcohol, para que le ayude a meterse en vereda.

Adiós a mi concubina, 1993

Escena de «Adiós a mi concubina»
Escena de «Adiós a mi concubina»

En esta película, el cineasta Chen Kaige nos traslada a la China de 1925. Con varios premios a las espaldas como el Globo de Oro o un BAFTA, los dos a la Mejor película de habla no inglesa, fue la primera película china en ganar la Palma de Oro del festival de Cannes. Narra la historia de dos actores de la ópera china Douzi y Shitou, quienes forjan una gran amistad y un amor no correspondido.

Hero, 2002

Escena de «Hero»
Escena de «Hero»

Varias nominaciones y premios avalan el trabajo del director Zhang Yimon en esta película. En el siglo tres antes de cristo, el país está dividido en siete reinos que lucharán por el poder. Uno de los reyes de los reinos quiere convertirse en emperador, pero para ello deberá quitarse del camino a sus enemigos.

La casa de las dagas voladoras, 2004

Escena de «La casa de las dagas voladoras»
Escena de «La casa de las dagas voladoras»

Una de las mejores características de esta película es su cuidada fotografía. Fue nominada a varios premios internacionales, entre ellos los Oscar, BAFTA y Globos de Oro. Su director y guionista, Zhang Yimou, nos traslada a la dinastía Tang, en el año 859 a. C. Un gobierno corrupto debe enfrentarse a insurgentes, entre los que está el ejército rebelde más poderoso, el de la Casa de las dagas voladoras.

La maldición de la flor dorada, 2006

Escena de «La maldición de la flor dorada»
Escena de «La maldición de la flor dorada»

Del director Zhang Yimou, este espectacular drama de época también nos traslada a la dinastía Tang. Cuenta en su elenco con Chow Yun-Fat y la actriz Gong Li en unas geniales interpretaciones, también destaca por sus excelente fotografía y vestuario. Fue nominada a varios premios internacionales, incluido los Oscar.

The longest Night in Shanghái, 2007

Cartel de «The longest Night in Shanghái»
Cartel de «The longest Night in Shanghái»

Del cineasta Yibai Zhang, este drama romántico se sitúa en Shanghái. Naoki, un maquillador japonés va a China por trabajo en unos premios de música. Este es casi atropellado por Lin Xi, una taxista. Debido a sus problemas con el idioma, la taxista se ofrece a guiarlo por la ciudad.

Lost in Beijing, 2007

Escena de «Lost in Beijing»
Escena de «Lost in Beijing»

El director Li Yu nos da una visión más moderna de China, centrando la atención en un lío amoroso entre dos parejas. Una pareja de migrantes del norte de China se traslada a Pekín en busca de una mejor vida. La mujer Liu es masajista y tiene que ocultar la existencia de sus esposo, quien trabaja como limpia cristales. En esta cinta de amores e infidelidades destacan temas como la prostitución o la violación; su proyección en China tuvo problemas para esquivar la censura. Fue nominada al Oso de Oro en el festival de cine de Berlín.

El tigre y el dragón, 2000

Escena de «El tigre y el dragón»
Escena de «El tigre y el dragón»

Película taiwanesa del director Ang Lee. Mezcla acción, romance y drama en una espectacular puesta en escena. Li Mu Bai, experto en artes marciales ha decidido heredar su legendaria espada mágica. Yu Sha le ayudará a proteger la espada hasta que llegue el momento de cederla.

Deseando amar, 2000

Escena de «Deseando amar»
Escena de «Deseando amar»

Es otro de los filmes de Wong Kar Wai. Esta vez dirige una triste historia de amor en la que el protagonista es Chow, un redactor jefe de un periódico local que pronto se dará cuenta de que su mujer le es infiel y esto marcará su destino.

My blue berry nigths, 2008

Escena de «My blue berry nigths»
Escena de «My blue berry nigths»

Esta bellísima película romántica fue nominada a la Palma de oro en el festival de Cannes. Su director Wong Kar- Wai enmarcó la trama en un Road Trip por Estados Unidos. Destaca el paisaje urbano de Nueva York y las espectaculares vistas de la Ruta 66. Un ideal chino de la imagen de Estados Unidos. La protagonista, Elisabeth, se embarca en un viaje, donde encuentra distintos personajes que la ayudarán a encontrarse a ella misma.

The Grand master, 2013

Escena de «The Grand master»
Escena de «The Grand master»

Esta película de artes marciales del hongkonés Kar Wai, cuenta la historia de Ip Man, un maestro legendario responsable de enseñar la técnica de lucha al mítico Bruce Lee. Ip Man tendrá que luchar contra la hija de otro experto en artes marciales, una lucha por traición y honor que se desarrolla en un tiempo convulso anterior a la caída de la última dinastía China.

Las flores de la Guerra, 2011

Escena de «Las flores de la Guerra»
Escena de «Las flores de la Guerra»

Del director Zhang Yimou, la trama nos lleva a la Segunda Guerra Mundial en el enfrentamiento entre China y Japón. John, interpretado por Christian Bale, es maquillador de cadáveres y va al pueblo de Nankin para preparar al párroco de una iglesia católica para su entierro. Este trabajo es uno de los más caros de la historia del cine Chino. Es la adaptación de la novela de Yan Geling titulada “Las trece mujeres de Nankín”.