ES NOTICIA EN ABC

¿Por qué Charlize Theron pidió perdón a todo el equipo de «Gringo» durante el rodaje?

La actriz se mete en la piel de una arrogante y manipuladora ejecutiva en la nueva película de Nash Edgerton («La noche más oscura»)

Charlize Theron protagoniza «Gringo»
Charlize Theron protagoniza «Gringo» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Charlize Theron que se mete en la piel de una arrogante y manipuladora ejecutiva en «Gringo», se pasó los primeros días de rodaje pidiendo disculpas al equipo por las ideas racistas que manifiesta su personaje en esta comedia negra sobre el narcotráfico y la violencia en México. En «Gringo», que llega a los cines españoles este viernes, Theron comparte reparto, entre otros, con David Oyelowo, Amanda Seyfried y Joel Edgerton.

«Los primeros tres días en esta película me vi continua y abundantemente pidiendo disculpas a nuestro equipo, a nuestros actores, al director Nash Edgerton, a todos los que estaban por ahí. Cuando iba a por la comida era como: 'Perdón por haber dicho eso hoy'», dijo Theron, con ironía, sobre las deplorables y racistas ideas de su papel en un encuentro con los medios al que asistió Efe. «Creo que me gusta interpretar a gente que es precisamente muy diferente a mí», aclaró la ganadora del Óscar por «Monster» (2003).

«Gringo» se centra en Harold (Oyelowo), un humilde y bienintencionado trabajador negro de una empresa farmacéutica estadounidense que se ve envuelto en una espiral de arriesgados equívocos en México por los desacuerdos entre sus jefes Richard (Edgerton) y Elaine (Theron) con un sanguinario cartel de narcotraficantes.

Theron, que el año pasado estrenó las cintas de acción «Atómica» y «Fast & Furious 8», apuesta ahora por la comedia no solo como actriz, ya que en «Gringo» figura también como productora. La sudafricana explicó que quedó fascinada por el cortometraje «Spider» y la «voz única» del director Nash Edgerton, hermano de Joel Edgerton, por lo que durante años trataron de trabajar juntos hasta que surgió la opción de unir esfuerzos en «Gringo».

Rodada entre Chicago (EE.UU.), Ciudad de México y Veracruz (México), la película cuenta con actores latinos como Yul Vázquez, Hernán Mendoza o Carlos Corona, así como con una muy breve aparición de Paris Jackson, la hija del «rey del pop» Michael Jackson. La cinta pone frente a frente a personajes con buenos y nobles sentimientos, como los que interpretan Oyelowo o Seyfried, con crueles y malvados roles como el de Theron. «Todos conocemos a personas que son así de ignorantes y que viven en esa especie de burbuja», apuntó la actriz sobre su interpretación al mencionar el narcisismo que caracteriza a Elaine.

Oyelowo, conocido por un registro más dramático como el de «Selma» (2014) o «Un Reino Unido» (2016), apuntó por su parte que estaba buscando hacer «algo más ligero» sin que se tratara de un filme solo «tímidamente divertido». Además dijo que le interesaba que, entre el humor y las risas, hubiera espacio para la reflexión social. «Creo que cualquiera que es un inmigrante, o hijo de inmigrantes, sabe que hay algo acerca de estar en un país fuera de tu terreno familiar que hace que confíes en la gente más de lo que deberías (...). Vi eso en mis padres (de origen nigeriano), que emigraron al Reino Unido, y yo emigré a Estados Unidos con mis hijos hace once años. Simplemente me pareció veraz», indicó.

Por último, Theron admitió que fumó marihuana durante muchos años, aunque dijo que ya no lo hace, y dedicó unos minutos a abordar el debate de su legalización como una manera de tratar de combatir la violencia del narcotráfico. «He visto especialmente lo que la marihuana medicinal ha hecho a gente que tenía serios problemas de salud. Ayudó a mi madre», aseguró Theron, al explicar que sufría de problemas en los pies y que no podía practicar deporte hasta que empezó a utilizar una crema de marihuana. «Solo creo que tenemos que educarnos a nosotros mismos un poco más y no generalizar cuando hablamos sobre drogas. Cuando miras a ejemplos en Holanda y en otras partes del mundo donde han despenalizado las drogas, y cuando miras a los adictos y los tratas de la misma manera que las personas con diabetes, tienes una sociedad más saludable», opinó.