ES NOTICIA EN ABC

«Cementerio de animales», la novela más terrorífica de Stephen King que inspiró su propia hija

Muchos la consideran una especie de complemento de «It», puesto que ambas narran historias que giran en torno a la pérdida de la inocencia infantil

Escena de «Cementerio de animales», que llega este fin de semana a los cines de España
Escena de «Cementerio de animales», que llega este fin de semana a los cines de España
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El 14 de noviembre de 2018 cumplió 35 años «Cementerio de animales», la novela de Stephen King. Aquel 1983 se tiraron 700.000 ejemplares de la obra, cifra sin precedentes en la época y por la que estuvo 33 semanas en la lista de los más vendidos de The New York Times. Un éxito que ni el propio autor esperaba, ya que guardó «Cementerio de animales» tres años en un cajón rechazando publicarla porque consideraba que era demasiado terrorífica para los estándares de su bibliografía. Pero el público se enamoró de una premisa tan sorprendente como lo fue su origen.

«Cementerio de animales» narra la historia del doctor Louis Creed, que al poco de mudarse con su esposa Rachel y sus dos hijos pequeños desde Boston a un recóndito paraje de Maine, descubre un misterioso cementerio escondido en lo más impenetrable del bosque, a escasa distancia del nuevo hogar familiar. Cuando la tragedia alcanza a la familia, Louis recurre a su peculiar vecino, Jud Crandall lo que pone en marcha una oscura reacción en cadena que despierta a una insondable fuerza maléfica con espantosas consecuencias.

La idea de la novela se le ocurrió a King cuando alquiló una casa junto a una carretera con tanto tráfico que los niños del lugar habían construido un cementerio de animales para sus mascotas fallecidas. Los conductores no mostraban clemencia cuando se cruzaba alguna de las mascotas, y los niños del barrio tuvieron que improvisar un camposanto para guardar tanto cadáver.

King veía ese «espectáculo» por la ventana, y una idea literaria se empezaba a fraguar en su mente de creador compulsivo. Pero hasta que no lo vivió en sus propias carnes, la historia no saltó de la mente al papel. Smucky, el gato de su hija, fue atropellado. Pero lo grave, según cuenta la leyenda, vino después, cuando Owen, el pequeño de los King, estuvo a punto de ser arrollado por un coche.

Este fin de semana, la (nueva) adaptación cinematográfica de «Cementerio de animales» llega a los cines con un pequeño cambio en su final, aunque no lo revelaremos. Unos cambios que al director le han gustado, pese a que alguno de sus fans le han criticado por Twitter. King ha respondido con gracia: «Es una película adulta y madura. ¡Es jodidamente genial! Esto es una película de miedo, estáis advertidos».

Llevar esta obra, una de las más aplaudidas de King al cine, supuso un reto para sus directores, debido al marcado carácter autobiográfico y oscuro que tiene la obra. De hecho, muchos la consideran una especie de complemento de «It», puesto que ambas novelas narran historias ambientadas en Maine y giran en torno a la pérdida de la inocencia infantil.

Por ese carácter autobiográfico, los directores «guardaron» una lápida muy especial del filme para Smucky, el gato con el que comenzó todo allá por los años 80. Además, prepararon para esta nueva adaptación lápidas para las mascotas del reparto.

Una obra aclamada y popular

En 1983, cuando se publica «Cementerio de animales», Stephen King ya había sido adaptado al cine en más ocasiones que Charles Dickens. Y la novela acumuló admiradores como Dee Dee Ramone, que escribió la canción de Los Ramones Pet Sematary después de haber leído el libro en el sótano de King.

Para los directores de la película que llega este viernes al cine, el escritor es fundamental en su vida: «Stephen King fue uno de esos autores, como [J.R.R.] Tolkien, a los que empecé a leer cuando tenía, no sé, 11 o 12 años. Para entonces ya había leído muchos de sus libros, pero titubeé bastante con Cementerio de animales, porque recuerdo que en la contraportada de la novela decía, "La novela más terrorífica del autor" Y yo entonces tenía un gato, y no sé por qué, pero siempre me dio mala espina. No he olvidado la reacción que me provocó», desgrana en las notas del filme Dennis Widmyer.

El otro codirector, Kevin Kölsch, habla de su relación con la exitosa IT: “It ha recordado a la gente que Stephen King no solo escribe grandes obras de ficción, sino piezas maestras de terror literario. Y en It trataron el material con un gran respeto, como si fuese una obra de terror prestigiosa, no una novelucha de tres al cuarto. Y eso es lo que estamos haciendo nosotros también. Lo que queremos lograr con esto es que la gente piense. Hacer una película que asuste a los adolescentes porque es sobrenatural, pero también algo que atenace a los padres. Es muy madura y psicológica. La emoción humana pesa tanto en la película como los sustos y el terror», aseguran.