ES NOTICIA EN ABC

«IT: Capítulo 2»: así han crecido Los Perdedores antes de su batalla contra el payaso asesino Pennywise

La secuela de IT muestra a la pandilla protagonista ya como adultos, con Jessica Chastain y James McAvoy

James McAvoy en It 2
James McAvoy en It 2
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El mal vuelve a hacer su aparición en IT: Capítulo 2, en la que el Club de los Perdedores regresará al lugar donde hace 27 años el espeluznante payaso Pennywise sembró el pánico. Aquella pandilla ochentera son hoy adultos que tomaron distintos caminos hace mucho tiempo. Pero en el pueblo, en Derry, están volviendo a desparecer personas, así que Mike, el único del grupo que sigue viviendo en su ciudad natal, llama a los demás para que acudan a lo que fue su hogar. Están traumatizados por el pasado y aún así deberán hacer frente de nuevo al payaso, que se ha vuelto más letal que nunca.

La película es la continuación de «IT», la cinta de Andy Muschietti que arrasó en las taquillas de todo el mundo en 2017 con una recaudación de más 700 millones de dólares a escala mundial. «It: Capítulo 2» está protagonizada por James McAvoy (películas de «X-Men», «Múltiple»...) que encarna a Bill; la nominada al Oscar Jessica Chastain es Beverly; Bill Hader es Richie; Isaiah Mustafa es Mike; Jay Ryan es Ben; James Ransone es Eddie, y Andy Bean es Stanley.

Incluso antes de que se anunciara oficialmente el segundo capítulo, el reparto de los Perdedores adultos despertó un gran debate en redes entre los fans, alimentado por las conjeturas de los actores jóvenes que encarnaron a los Perdedores. Pero los productores ya pensaron en ello antes de acabar incluso la primera película. La única condición era que se parecieran a los actores jóvenes y fueran actores de prestigio.

Viaje al futuro

Casi todos los Perdedores adultos han hecho sus vidas lejos del pueblo de Derry. Bill Denbrough (McAvoy) es escritor de bestsellers de terror, mientras que Beverly Marsh (Chastain) es copropietaria de una firma de moda femenina con su marido. Richie Tozier es un monologuista de éxito y Ben Hanscom dirige su propia firma de arquitectura comercial. Eddie Kaspbrak es asesor de riesgos senior en Nueva York, y Stanley Uris es contable. La única excepción es Mike Hanlon, que nunca se mudó de su ciudad natal y ha estado viviendo en la torre del reloj que hay encima de la biblioteca, donde trabaja como ayudante de bibliotecario.

«Cuando volvemos a ver a los Perdedores, notamos que les falta algo, como si estuvieran incompletos. No recuerdan que son piezas de un rompecabezas que solo cobra sentido cuando están todos juntos. A todos les falta 'algo', pero lo que todavía no saben es que se echan de menos. Les falta estar todos juntos. Cuando acuden a Derry y se reúnen vuelven a sentirse completos. Son como deberían ser, pero hace mucho tiempo que no se sentían así», explica uno de los productores en las notas de rodaje.  

James McAvoy reflexiona sobre la llamada telefónica trascendental que su personaje, Bill Denbrough, recibe: «¿Cuál es la peor llamada telefónica que puedes recibir? Que tu hijo ha tenido un accidente. Que tus padres han muerto. Pues, coge todo eso y multiplícalo por cien. No recuerda a Mike y tampoco se acuerda muy bien de Derry. Sabe que es de allí pero los recuerdos están borrosos. Mike le dice que algo ha regresado y Bill no sabe por qué, pero sabe que tiene que volver. Y de repente recuerda esa terrible culpa que lleva años consumiéndole», explica el actor en las notas.

Jessica Chastain lo ve muy similar: «Han pasado 27 años y Beverly lleva mucho tiempo sin pisar Derry. Se ha olvidado de su infancia, todos los recuerdos de su pasado: Pennywise; Bill, Ben y los Perdedores; todo, incluyendo gran parte de su fuerza con persona. Ha seguido teniendo relaciones de abuso, como la que tuvo con su padre de niña. Algo la saca de ese ciclo al comienzo de la película: se da cuenta de que existe un miedo mucho mayor que el que puede padecer un ser humano en casa y vuelve a Derry para resolverlo», destaca.

El único Perdedor que nunca ha huido ni ha olvidado un solo día de su pasado es Mike Hanlon. Ha dedicado su vida a vigilar. Su buhardilla en la torre del reloj está repleta de investigaciones, historias de Derry, artefactos y documentos, y todos están relacionados con su única razón para vivir: saber cuándo regresa Pennywise y tener preparado un plan viable para derrotarlo.

El actor que lo da vida leyó de forma exhaustiva el libro de Stephen King y escuchó repetidamente el audiolibro. «Solo quería analizarlo tantas veces como pudiera para asimilar todos los matices de la historia», afirma Mustafa. «Creo que la mayor diferencia entre Mike y el resto de los Perdedores es cómo recuerda a IT. Mientras los demás se fueron, vivieron sus vidas y olvidaron, él se quedó en Derry recordándolo todo. Se convirtió en una obsesión para él. Lleva casi 30 años investigando a IT pero nunca se ha alejado mucho de Derry. Ese tipo de enfoque tan singular tiene un precio. Todos esos años de buscar respuestas, entrevistando a la gente del pueblo, estudiando libros e historias y navegando por Internet han afectado a Mike. No cree que Pennywise esté realmente muerto. Cree que IT está en algún tipo de hibernación, que ha adquirido otra forma desde que llegó a Derry hace mucho tiempo».

Envejecer a los más jóvenes

Para incluir los retrocesos en el tiempo al año 1989, los flashbacks en la trama principal y en las trayectorias de cada uno de los Perdedores son frecuentes. Por ejemplo, vemos a Ben como un niño solitario, temeroso de acabar sus días solo. Echamos un vistazo a Beverly, donde queda claro que quiere a su padre, a pesar de cómo la trata. Estos comportamientos se desarrollan a lo largo de sus vidas, con recaídas y ciclos que empeoran cada vez más. Pero tienen un origen en algo concreto, algo que no sabíamos sobre los Perdedores cuando eran niños y algo que no hemos visto hasta ahora.

Pero claro... Los actores de la primera entrega de IT tenían tres aós más. ¿Cómo hacer que los espectadores siguieran viendo a los niños de la película de 2017? «Físicamente, casi todos habían cambiado radicalmente y sabíamos que íbamos a tener que emplear algunas técnicas de rejuvenecimiento para los flashbacks», dice la productora Barbara Muschietti, «son como Ferraris, tan rápidos y brillantes, y todos estuvieron en la primera película. Pudimos verlos retroceder a cuando tenían 13 años. Ahora son todos adultos jóvenes con buenas carreras, pero cuando están juntos, regresan a ese verano y vuelven a ser niños... haciendo bromas y divirtiéndose. Me encanta que sean así y espero que nunca lo pierdan».

Venganza

Aunque hay una multitud de razones que obliga a los Perdedores a atender las llamadas de Mike y a volver a casa, Muschietti sabe que Pennywise quiere que regresen por una de las razones más antiguas de la historia de la humanidad. El director afirma: “Quiere que vuelvan para vengarse. Eso queda muy claro al comienzo de esta película. Mike se entera que se ha producido un crimen violento cerca del puente; va a la escena del crimen y ve el mensaje 'Volved a casa' escrito tres veces con sangre. Pennywise los está provocando. Sigue siendo un personaje muy críptico en el segundo capítulo, pero en este aspecto, es muy claro. Ha vuelto para vengarse”.

Barbara Muschietti añade: "Ha estado esperando todos estos años, pero sabe que regresarán porque conoce el coraje que necesitaron para derrotarlo la primera vez. Y mientras han estado fuera, él ha estado planeando…”