ES NOTICIA EN ABC

«Campeones» tendrá remake americano: ¿respetará la trama?

Su director, Javier Fesser, asegura que puso dos requisitos al vender los derechos: que los protagonistas tuvieran alguna discapacidad intelectual y que se respetara el giro final, pero no sabe si los cumplirán

Javier Fesser, durante el rodaje
Javier Fesser, durante el rodaje - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Apenas unos días después de arrasar en los Goya, de donde salieron victoriosos con un «cabezón» a la Mejor película, Javier Fesser confirmó que habrá remake americano del filme «Campeones». En el programa «Late Motiv», de Andreu Buenafuentel, el director aseguró que antes de vender los derechos hizo dos peticiones. «La primera, que fuera rodado con personas con discapacidad intelectual; y la segunda, que en el partido final ocurriera lo mismo que en la versión original», dijo. Pero no lo hizo por escrito.

«Parece que en el espíritu americano igual eso tiene que ser de otra manera. Espero que caiga por su propio peso y se respete», confesó. Javier Fesser bromeó sobre los motivos que le habían llevado a aceptar la cesión de los derechos pese a no tener la seguridad de que iban a mantener la historia intacta. «Yo en principio me negué pero luego ofreció 3.000 dólares más y entonces ya vi que era negociable», comentó entre risas.

Aún así, el director de «Campeones» espera que mantengan y respeten la filosofía de su historia. «Si lo cambian es otra película. En el fondo es una película muy previsible que juega a llegar a ese final que ya no lo es. Creo que eso cae por su propio peso y cualquier persona que dirija con un mínimo de sensibilidad se dará cuenta», explicó en el programa de Cero. «A lo mejor es que desde que tienen a Trump tienen más ganas de que las cosas acaben bien», añadió Andreu Buenafuente con tono burlón. «Yo no les entiendo a los americanos, pero es porque no hablo inglés», respondió Fesser.

El cineasta, conocido por «El milagro de P. Tinto», reconoció que le ofrecieron la posibilidad de dirigir él mismo el remake, pero prefirió rechazar la propuesta. Según Fesser, haber hecho ya la original le hacía sentir que que no tendría la sensibilidad necesaria para adaptar la película al mercado norteamericano.