ES NOTICIA EN ABC

«Call Me by Your Name» Luca Guadagnino: «Lo más importante del arte es retar al público»

«Call Me by Your Name» logra cuatro nominaciones al Oscar con una historia de amor sin prejuicios, pero con polémica que adapta la novela del escritor André Aciman

Timothée Chalamet y Armie Hammer en la soleada Italia
Timothée Chalamet y Armie Hammer en la soleada Italia - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Dicen que el amor se compone de sensibilidad y provocación, dos pilares que sostienen «Call Me By Your Name». El sentimiento es el protagonista del filme dirigido por Luca Guadagnino, el realizador europeo con más proyección en Hollywood en este momento. «Esta cinta es un alegato contra la individualidad. Nos hemos vuelto tan perezosos que preferimos pelear a conectar con nuestras emociones. “Call Me by Your Name” habla de la vida, de enamorarse, de atreverse y dar la bienvenida a otros, aunque te juegues el corazón en el intento», expresa el cineasta italiano.

Algo tendrá este alegato contra la individualidad que ha logrado que el filme arrasara en los Festivales de Sundance y Toronto, y promete seguir su camino hacia la gloria en los próximos Oscar, donde suma cuatro nominaciones: mejor película, actor protagonista, guión adaptado y canción original por el tema, cómo no, «Mistery of love».

Guadagnino adapta la novela homónima de André Aciman con la misma fuerza y singularidad que encontramos en las páginas del libro. La historia se desarrolla un verano en 1983, en un caserón del norte de Italia, donde viven un profesor, su esposa y su hijo adolescente, Elio, interpretado por Timothée Chalamet. A la casa familiar llega de visita el universitario Oliver, a quien da vida Armie Hammer, un estudiante de 24 años que despierta al amor en brazos de Elio. Lo que surge en pantalla obliga a claudicar a cualquier prejuicio. La historia se cuenta con tanta naturalidad, sin prisas ni presión, que no extraña la nominación al Oscar para el veterano guionista James Ivory. «Un filme como este es necesario, con o sin nominaciones, porque lo más importante en el arte es la respuesta del público, ver cómo reacciona cuando se reta a su sensibilidad. Creo que lo importante es entender que el amor es amor desde cualquier perspectiva. La belleza de esta historia es su importancia emocional. Tiene escenas explícitas sin intención, sin agresión, sin violencia, y ese es el mejor antídoto contra la situación política y social que estamos viviendo», explicó a ABC el director en Toronto.

Esas escenas más o menos explícitas han levantado suspicacias en algunos sectores por explorar una relación ambigua entre un hombre adulto y un adolescente, en este caso interpretado por un actor de 22 años. Cuestionado por la polémica, Guadagnino respondió con elegancia afirmando que esta historia le ha cambiado la forma en la que afronta la vida: «Soy padre de dos niños y puedo decirte que la lectura del libro ha transformado la forma en la que los educo», defiende el director.

Personajes a flor de piel

Armie Hammer nos regala el mejor papel de su carrera, un personaje que estuvo a punto de no hacer por sus miedos y complejos a los desnudos frontales, tal y como confiesa en la entrevista. «Hay mucha intimidad en pantalla, pero la intimidad que más me costó expresar no fue la física sino la emocional. Estar cara a cara con alguien y con una cámara frente a ti no es fácil. Cuesta mostrarse vulnerable en esos momentos, porque, si te ves desde fuera, es ridículo. He entendido que mis miedos estaban solo en mi cabeza», relata. Al joven Elio lo interpreta el actor Timothée Chalamet (popular por la serie «Homeland»), y su actuación le ha valido una nominación al Oscar. «Hay muy pocas oportunidades para jóvenes de mi edad en historias que sean verdaderamente relevantes», presume.

Los protagonistas esperan que «Call Me By Your Name» sirva de puente para el diálogo. «Es una historia de amor muy poética. En Estados Unidos, por las circunstancias actuales, puede convertirse en una película política. Yo la veo como una invitación a ser diferente, lo que contrasta con la visión actual de Trump. Vivimos una crisis política y cultural donde necesitamos historias como esta, porque estamos en un mundo raro, terrible y loco», reconoció Armie Hammer.