Es Noticia

Adriana Barraza, premio Platino de Honor: «La presencia latina en Hollywood ya no es una moda»

La gran dama del cine iberoamericano recibe en Riviera Maya el homenaje a toda una vida

Adriana Barraza, en la entrega del Platino de Honor
Adriana Barraza, en la entrega del Platino de Honor - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La vida de la niña Adriana Barraza allá por los años sesenta en la ciudad de Toluca, México, no era sencilla. «Necesitaba la ficción para soñar con mundos fantásticos. Quería vivir en otros mundos porque era difícil ser la niña Adriana Barraza». Hoy, y tras 45 años de carrera, apenas queda rastro de aquella dificultad. Consagrada como la gran dama del cine iberoamericano, la actriz, directora y productora recibe hoy el Premio Platino de Honor entre los aplausos de sus compañeros.

«Pasión, paciencia, disciplina y trabajo». Esas han sido las herramientas con la que, presume, se abrió camino y se hizo un nombre en Hollywood. Con «Babel», de su compatriota Alejandro González Iñárritu, le llegó el éxito: nominación al Oscar y 17 premios internacionales. Hasta ese momento, mucha «lucha». «Hay que ponerle pasión, perseguir los sueños. Y si no, mirénme a mí», decía divertida tras recoger el galardón en Riviera Maya.

A sus 62 años, parece que la bondad desborda por su enjuto cuerpo. Compañeros de la prensa mexicana valoran de ella la bandera que ha hecho de su país en Hollywood detrás de las cámaras. Un trabajo «oscuro» y menos reconocido que terminó canalizando en su otra pasión, la enseñanza. «Comencé a ser maestra para mantenerme. Trabajaba como actriz gratis y dar clases me ayudaba a manetenerme cuando era madre soltera», relató de sus primeros años en la industria. Ahora dirige una popular escuela de interpretación donde aconseja a sus alumnos que pongan la misma pasión, entrega y paciencia que ella puso. «Cuando me preguntan cómo te ves siendo anciana siempre respondo que dando clases junto con mi marido en nuestro teatro».

Hispanos en la meca del cine

La segunda mujer en recibir el Platino de Honor tras Sonia Braga defiende que, en su trabajo, trata de «dar dignidad» a todos sus personajes. Lo hace cuando le preguntan por la representación de los hispanos en la meca del cine. Ayer, el productor Eugenio Derbez aseguraba que en el cine de Estados Unidos, los mexicanos solo tienen roles negativos, como narcotraficantes o asesinos, y que cuando son «positivos» les dan el papel del jardinero. Adriana Barraza introduce matices a ese pensamiento: «Desde mi experiencia, en los 11 años que han pasado desde mi nominación al Oscar, los personajes de latinos que no tienen nada que ver con el narcotráfico o la servidumbre han aumentado. En la vida real, tenemos latinos en la Policía, en la Justicia... Y eso se ha trasladado a las películas. Pero la verdad es que mi físico es latino y soy latina, y tengo que interpretar a gente latina, no me van a dar el papel de una mujer holandesa», decía con ironía.

Y lo dice ahora que los cineastas mexicanos arrasan en los Oscar. «La presencia latina ya no es moda. Hace 11 años, "Babel" tuvo siete nominaciones y había 15 hispanoamericanos nominados. La industria de Hollywood necesita alimentarse de otras voces, no solo de grandes directores, también técnicos».

Además de Sonia Braga, los intérpretes Antonio Banderas, Ricardo Darín y Edward James Olmos fueron aplaudidos con el Platino de Honor. «¿Qué hace a un actor bueno?», le preguntaron. «Buscar la veracidad: ser natural, veraz y profundo. Si un actor logra las tres cosas, se asemeja a un ser humano. Y el actor tiene que buscar al ser humano y no al cliché».

Así es la gran dama del cine iberoamericano. Una actriz que presume de pasión por su profesión -«tuve un infarto y el médico me dijo que tenía demasiada pasión en mi corazón»- y comprometida por los asuntos sociales. «El abuso, no solo para las mujeres, también para los niños, es deleznable», responde cuando le preguntan por el Me Too. «Tenemos que denunciarlo. Sé que es difícil denuciarlo cuando sientes dolor, pero es la única manera. Si no, no tendremos solución». Sobre uno de los temas que más ruido mediático ha hecho estos días en México, la desaparición y asesinato de tres estuciantes de cine, la Platino de Honor ha querido dejar sus palabras. «En este foro, en nombre del cine, cuidemos a los jóvenes con verdad y justicia».