ES NOTICIA EN ABC

Bárbara Goenaga abandona Twitter tras una discusión con la excandidata de Bildu y «feminista radical» Irantzu Varela

La actriz, nominada al Goya en 2008, deja su cuenta: «Hay demasiada presencia de sectarios, de blanco y de negro sin escala de grises, demasiada inquisición para alguien que no cree en la censura ni la persecución»

Bárbara Goenaga, en una foto de archivo
Bárbara Goenaga, en una foto de archivo - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Laagresión a una pareja de lesbianas en un autobús Londres ha sido uno de los sucesos que más han dado que hablar durante estos últimos días en todo el planeta. Cinco adolescentes fueron detenidos por Scotland Yard después de que ambas mujeres fueran golpeadas con brutalidad por negarse a darse un beso delante de ellos, en un acontecimiento que las autoridades están investigando como «delito de odio».

Han sido muchas las personalidades que han salido a denunciar lo sucedido con las dos mujeres en los últimos días. Una de ellas, la actriz española Bárbara Goenaga, natural de San Sebastián y que ha aparecido en más de cincuenta proyectos en las últimas dos décadas. Nominada al Goya a Mejor Actriz Revelación en 2008 por su trabajo en «Oviedo Express», Goenaga ha protagonizado películas como «Los cronocrímenes», «El regalo de Silvia» y la reciente «70 Binladens». Aparte, ha formado parte de series tan exitosas como «Cuéntame cómo pasó» y «Amar es para siempre».

A través de su Twitter personal, la actriz opinó acerca de la mencionada agresión en Londres. «Otro ataque homófobo y machista. Esta vez las víctimas han sido una pareja de mujeres en un bus londinenses. No, los homosexuales no necesitan terapia. La necesitan los homófobos y de manera urgente. Ellos y los que con su silencio y medias tintas se convierten en cómplices», escribió la artista.

En apenas unas horas, el mensaje generó cerca de 1.000 interacciones, en su mayoría de acuerdo con su contenido y forma. Sin embargo, hubo una voz discordante: la de la activista Irantzu Varela, que se autodefine a sí misma como «feminista radical» y que colaboró con Pablo Iglesias en «La tuerka», el programa que el político presentaba en Público TV. «Díselo al hombre con el que compartes proyecto vital y crianza, cuyo partido pacta con quienes lanzan los mensajes y proponen las leyes que legitiman la “LGTBIfobia”. Igual a ti te hace caso... Feminismo o barbarie», respondió Varela al mensaje de la intérprete, con un comentario en el que aludió a Borja Sémper, el portavoz del Partido Popular en el Parlamento Vasco y presidente del PP de Guipúzcoa y pareja sentimental de la actriz.

Entonces, Goenaga respondió, condescendiente. «Irantzu, no hagas lo que muchos llevan haciendo hace más de 5 años, ese machaque psicológico constante a modo de goteo que tengo que soportar por ser “la mujer de” cada vez que opino. Si las feministas nos comportamos así, apaga y vámonos...», escribió. Pero Varela seguía en sus trece. «No he hecho alusión a que seas nada de nadie, sino a que compartas proyectos vitales con quien pacta con quienes pretenden coartar mis proyectos vitales, y hagas como que no pasa nada. Tendrás mi sororidad, pero también mis críticas. Porque el feminismo es una práctica política».

La discusión prosiguió, y la actriz estalló. «Se autodenomina “feminista”, pero me pide cuentas, no ya de lo que mi marido opina, si no de lo que hace el partido de mi marido. Por lo visto mi opinión queda anulada, está supeditada por ser “la mujer de”. Agotador. ¡Así no!», publicó. Una vez más, Varela replicó y Goenaga volvió a contestar. «Es agotador relegar a una mujer hablándole continuamente de su marido». Pero la activista, candidata de EH Bildu al senado por Vizcaya en las Elecciones Generales de 2015 y 2016, siguió con su crítica, mientras actrices como Carolina Bang defendían a la actriz

Entonces, Goenaga optó por cortar por lo sano: anunció su decisión de abandonar la citada red social por una «larga temporada». «Queridas personas, me voy de Twitter una larga temporada. Hace nueve años me hice esta cuenta para informarme sobre cosas interesantes, y leer noticias de arte y de cine (que es a lo que me dedico y me interesa), pero cada vez es más complicado abstraerse de la parte más desagradable que también hay por aquí. Me fastidia mucho, pero hay demasiada presencia de sectarios, de blanco y de negro sin escala de grises, de “yo soy mejor que tú” de “conmigo o contra mí”, demasiada inquisición para alguien que no cree en la censura ni la persecución... No hay espacio para charlar de manera sensata, desde el respeto; y sin darte cuenta empiezas a bailar en una frecuencia que no es la tuya, que no es la mía. A soportar incluso insultos de anónimos y que acaban estando demasiado presentes en mi vida... Y no. Me da mucha pena dejar de leer a muchos de vosotros con los que aprendo mucho. Pero nos veremos en un lugar mejor, en la calle, en los cines, en los museos, en el monte... Porque para basura, prefiero la que recogimos ayer unos cuantos “waterlovers” en la cala de San Juan. Os deseo a todos de corazón que seáis muy felices, de verdad, que aquí estamos de paso y para pasar de la mejor manera posible... “Zaindu eta maite. Ondo izan!” ¡Que sigáis bien!», publicó en la citada red social, en la que se despidió de sus varios miles de seguidores.