ES NOTICIA EN ABC
Fesitval de Venecia

Venecia se divide ante «Madre!», la esperada película de Aronofsky que protagoniza Javier Bardem

El filme de terror, un delirio confuso y plagado de alegorías, era uno de los más esperados en la Mostra. La crítica sólo salva a sus actores

Javier Bardem y Jennifer Lawrence durante la presentación de «Madre!» en Venecia
Javier Bardem y Jennifer Lawrence durante la presentación de «Madre!» en Venecia - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Madre!» era una de las películas a concurso más esperadas en Venecia porque contaba con grandes estrellas (Javier Bardem y Jennifer Lawrence) y su director, el neoyorquino Darren Aronofsky, es amado en la Mostra, cuyo León de Oro ganó en 2008 con «El luchador», sin olvidar «Cisne negro» (2010). Pero en la proyección para la prensa ha sido acogida con división de opiniones: aplausos y también abucheos y silbidos, a pesar de la buena interpretación de los protagonistas.

La película, que se desarrolla en una bella casa aislada en el campo, cuenta la historia de una pareja: él (Javier Bardem) es un famoso poeta; su joven mujer (Jennifer Lawrence) intenta restaurar la casa para convertirla en un paraíso. Pero, tras la llegada inesperada de un huésped (Ed Harris) y su mujer (Michelle Pfeiffer), la casa comienza a transformarse en un lugar en el que no se puede vivir. Luego llega la invasión de nuevos inquilinos y, en una atmósfera diabólica y de terror, todo parece conjurarse contra la protagonista, que inútilmente intenta echarlos de su casa.

Entre silbidos y aplausos, la prensa ha valorado en positivo el trabajo de Javier Bardem y Jennifer Lawrence
El filme está lleno de alegorías que solo se pueden entender en parte recurriendo a esta explicación del director, quien en rueda de prensa ha dicho que, mientras sus anteriores películas han tenido una gestación de diversos años, el primer borrador de «Madre!» lo escribió en cinco días, tras verse con «mucha rabia» por lo que sucede en el Planeta: «Vivimos en tiempos de locura. La población mundial está a punto de alcanzar los 8.000 millones, mientras los ecosistemas colapsan y la inmigración mete en crisis a los gobiernos. Estados Unidos ayuda a negociar un acuerdo histórico sobre el clima y meses más tarde lo abandona».

Precisamente, como una metáfora de la inmigración pueden verse las terribles imágenes de la invasión a la casa por parte de los seguidores del escritor, quien, ante su mujer aterrada por la destrucción de los invasores, reitera su disposición a la acogida y a compartir. Al final, el escritor incluso lleva a su hijo, al que apenas ha dado a luz la protagonista, al sacrificio al «compartirlo» con sus seguidores. Terror y delirio en una película confusa.