ES NOTICIA EN ABC

Absenta, pérdidas de memoria e inseguridades en el rodaje de «Moulin Rouge»

Nicole Kidman y Ewan McGregor revelan secretos del rodaje de la película 16 años después de su estreno

Kicole Kidman y Ewan McGregor, durante una sesión de fotos para la revista
Kicole Kidman y Ewan McGregor, durante una sesión de fotos para la revista - VARIETY
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Han pasado ya 16 años del estreno de uno de los musicales más aclamados de la historia del cine: «Moulin Rouge». Incluso antes de rodarla, Ewan McGregor ya sabía que sería un éxito. «No creo que hubiese aceptado el trabajo si no pensaba que iba a salir bien», confiesa entre risas a su compañera de reparto, Nicole Kidman, en una reunión organizada por «Variety».

Seis meses antes de que empezara el rodaje, los actores principales participaron en un taller de dos semanas de canto y baile. Fue entonces cuando Kidman se dió cuenta de que tendría más dificultades que McGregor. «Solo recuerdo que tenías esta voz exquisita y yo... nunca voy a poder tocar estas notas. Me sentía muy insegura con mi propia voz así que tuve que practicar muchísimo», confesaba. «No, eso no es cierto», respondía. «Estábamos todos en el mismo barco».

Los mayores miedos del actor iban más allá. La peor pesadilla del actor en un rodaje sería que el director perdiera la fe en él. «Si eso pasa tienes que protegerte y aun así tener una actitud positiva para que todo no vaya a peor y quizás ya hayas perdido la fe en el proyecto. Los momentos más duros son cuando trabajo en un ambiente que no me trae felicidad». Sin embargo, Kidman parece no tener freno: «No me gusta estar en mi zona de confort donde se hacer algo y me siento segura. Busco proyectos que impliquen un salto por mi parte y arriesgarme en la interpretación (como fue 'Moulin Rogue')».

No todo fue trabajar. El equipo de «Moulin Rouge» montaba grandes fiestas en la finca. «Organizábamos grandes fiestas. ¿Recuerdas esos viernes por la noche? ¿Y esos sábados noche?», comenta Kidman. «No todos ellos», respondía riendo McGregor, mientras la actriz comenta cómo se iban pasando una botella de absenta: «Recuerdo que me pasaron la botella de absenta y yo pregunté que si era seguro beberlo, aunque le di un trago igualmente. Era tan ingenua».

«La televisión te permite tener una conexión más intensa con el público»Nicole Kidman

A la pequeña pantalla

Los actores también hablaron sobre la evolución de su trabajo, que les ha llevado del cine a la televisión con series como «Fargo», en el caso de McGregor, y «Big Little Lies», el de Kidman. «Creo que es más satisfactorio hacer televisión ahora porque he estado haciendo películas durante 25 años o algo así. Me he dado cuenta de que ese tiempo de espera para trabajar es intolerable hoy en día. Y en la televisión, no tienes que esperar mucho porque tienes mucho que hacer y me gusta eso. Me gusta mucho el ritmo», reflexionaba el actor. Para la actriz, una serie de televisión le permite establecer una conexión más profunda con sus espectadores: «No veo la diferencia entre trabajar en 'Big Little Lies' y 'Lion'. Lo que me gusta de la televisión es que la gente lo vive regularmente y te permite tener una conexión más intensa. Te hace sentir parte del mundo».