ES NOTICIA EN ABC

La saga de los Curtis

Tony Curtis se casó seis veces y tuvo seis hijos; la mayor parte de la familia trabajó en el cine

Tony Curtis, junto a Janet Leig y sus hijas - AP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La contribución de Tony Curtis al cine no se limita a su participación en más de un centenar de películas. Prácticamente toda su familia ha dejado su huella (en algunos casos imperceptible) en la industria cinematográfica.

Bernard Schwartz (el nombre real del actor) se casó por vez primera con la también actriz Janet Leigh. Fue el 4 de junio de 1951, y el matrimonio duraría once años; con la protagonista de «Psicosis», que brilló especialmente en los años sesenta, tuvo dos hijas, Jamie Lee y Kelly. La primera, nacida el 22 de noviembre de 1958, es quien mejor carrera cinematográfica ha hecho; comenzó en la televisión y pronto adquirió cierta popularidad en el género del cine de terror, como protagonista de la serie «Halloween» especialmente. «Un pez llamado Wanda», «Entre pillos anda el juego» y «Mentiras arriesgadas» son, probablemente, sus títulos más destacados. Kelly es la mayor; nació el 17 de junio de 1956, y ha desarrollado una discreta carrera fundamentalmente televisiva. Coincidió con su hermana en «Entre pillos anda el juego».

De 1963 a 1967 estuvo casado con la actriz austríaca Christine Kaufmann, a quien conoció en el rodaje de «Taras Bulba», y que ha tenido una continuada presencia televisiva sobre todo en Alemania. Tuvieron dos hijas, Alexandra Theodora Dido (1964) y Allegra (1966); esta segunda trabajó como actriz y maquilladora en diversas producciones europeas.

Su tercera mujer fue Leslie Allen, con quien estuvo casado de 1968 a 1982; su carrera cinematográfica se limita a un título, «El último magnate», y tuvo dos hijos con el actor. Uno de ellos, Nicholas, murió de una sobredosis de heroína en 1994, con tan sólo veinticuatro años; antes había participado en una película para la televisión.

Andrea Savio, la cuarta esposa de Tony Curtis, estuvo casada con el actor de 1984 a 1992; participó, de manera insignificante, en cuatro películas; Lisa Deutsch, la quinta mujer (su matrimonio duró apenas un año), no tuvo relación con el cine; y Jill Vanderbergh, su última esposa, y con la que se casó en noviembre de 1998 (era cuarenta y seis años más joven que él) se interpretó a sí misma en un telefilme y en un documental.