Es Noticia

Mary Shelley: Mujeres, creadoras y criaturas

Elle Fanning amarra física y espiritualmente al personaje, y tiene la fragilidad y la fuerza que luego puso en el alma de su creación

Elle Fanning interpreta a la escritora Mary Shelley
Elle Fanning interpreta a la escritora Mary Shelley
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La profunda, enmarañada y perturbadora relación entre el creador y su criatura es el corazón de la historia de Frankenstein, cuya autora, Mary Shelley, compartió ese mismo latido en la relación con su época, su condición (femenina) y su obra literaria. Y probablemente es también la misma palpitación de la directora, Haifaa Al-Mansur, con sus circunstancias y creación: la primera mujer saudita que rodó en su país una película («La bicicleta verde», 2012) y ahora la primera en rodar en «Hollywood». Hilo insólito de quien filma una biografía sobre una mujer insólita que escribió una obra única sobre un personaje extraordinario.

La película no pone el acento donde siempre se ha puesto sobre Mary Shelley, en el pasaje ya trillado de su estancia, junto a Shelley, Byron y Polidori en Villa Diodati, Suiza, sino en el trayecto vital de una adolescente llena de inquietudes artísticas y vocación transgresora que se convertirá en amante, esposa y madre, pero esencialmente en una mujer ávida por reafirmar su libertad y su creatividad en un mundo musculosamente dominado por el hombre. Al-Mansur rueda todo el paisaje de su biografía con exquisito toque británico, y con un excelente pulso para establecer los tejidos de seda y pana de su relación con el poeta Shelley, cuyo retrato de juventud y rebeldía queda empañado por una pátina de inconstancia y estulticia; así como el de Byron por la fatuidad y el «cristianorronaldismo»… El caso de Polidori tiene otro trato, más cercano a ella y vampirizado por Byron.

La afirmación y reivindicación femenina adecúan su temperatura a lo melodramático, a lo romántico, a lo gótico y a lo estrambótico, con un buen acabado visual y un cítrico zumo de pasiones y emociones. Elle Fanning amarra física y espiritualmente al personaje, y tiene la fragilidad y la fuerza que luego puso en el alma de su creación.