Es Noticia

Lola Pater: Fanny Ardant, indómito y paternal

Los personajes están bien trazados y tratados, pero el guion no explora las estancias más complejas del edificio de la historia

Imagen de «Lola Pater»
Imagen de «Lola Pater»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La actriz Fanny Ardant está sin duda en la lista de mujeres más elegantes y atractivas de la historia del cine, y por ese motivo esta película procura algo parecido a un cortocircuito, pues interpreta a una mujer que antes fue hombre, esposo y padre…

Las primeras escenas tienen una emoción y una intriga potentes: un joven inmigrante argelino, cuya madre acaba de morir, busca y encuentra a su padre desaparecido misteriosamente hace muchos años. Todo el desarrollo del encuentro, el reconocimiento y las diversas modalidades de la frustración son tratados por el director, Nadir Moknèche, con notable gusto y estilo, y están llenos de detalles y sutilezas, como el que el joven Zino se dedique a la afinación de pianos o que le encontremos ¡a Fanny Ardant! ese recuerdo de sus rasgos masculinos.

Los personajes están bien trazados y tratados, pero el guion no explora las estancias más complejas del edificio de la historia, sino que se acomoda en la más inmediata, más emocionalmente tratable, y deja de moverse: hay un parón, un no avanzar en el relato, en su segunda mitad que le puede producir al espectador el efecto de nevera vacía, cuando ya has consumido todas sus existencias. Además de Ardant y de Tewfik Jallab, que saben conectar el cable eléctrico entre sus personajes, es apreciable el tono conmovedor y sin estridencias, tal vez porque Moknèche trata un asunto que alude, solo en parte, a su propia vida y experiencia.