Es Noticia

El guardián invisible (***): Adaptación casi redonda

La adaptación es brillante, con un reparto completísimo y un acabado formal impecable

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un pequeño trabajo de campo, inválido por la pequeñez de la muestra, permite sospechar que «El guardián invisible» gusta más a quienes no conocen las novelas de Dolores Redondo. Si la escritora hubiera vendido menos, quizá la película tendría aún más reconocimiento, porque la adaptación es brillante, con un reparto completísimo y un acabado formal impecable.

En su contra juega que los lectores siempre saben demasiado o echan en falta detalles. El mayor mérito es lograr que el espectador se sienta como ante una película nórdica o estadounidense, nueva prueba de la soltura que ha adquirido nuestra ficción también en el territorio del thriller, aquí mezclado con una buena dosis de drama.

La omnipresente Marta Etura investiga la muerte de una adolescente en un pueblo de Navarra. Si uno es capaz de llegar a la sala sin saber mucho más, saldrá ganando, porque el guión de Luiso Berdejo contiene los suficientes giros y elementos para impedir que al aburrimiento le dé tiempo siquiera a abrir la boca. Marta sale hasta en la sopa (no para de llover), pero por fortuna la chica es un ingrediente de primera. Y los ecos a títulos clásicos del género –no diremos cuáles para no dar pistas innecesarias– no son molestos ni tan obvios. Huele a éxito.