ES NOTICIA EN ABC
Antonio WeinrichterAntonio Weinrichter

Crítica de Viento de libertad: Memoria histórica

«Se rememora aquí un caso real, uno de los intentos de alemanes del Este de escapar a Occidente»

Escena de Viento de libertad
Escena de Viento de libertad
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La realidad geopolítica es tozuda, aunque hay quien intenta reescribir el «relato» de la memoria histórica: hasta hace menos de 30 años, un flujo continuo de alemanes del Este intentaba huir hacia el presunto espejismo capitalista de la República Federal. La realidad es tozuda pero también irónica: es el efecto que produce ver esta película tres décadas después de la caida del régimen comunista y pensar que la fisura entre alemanes simbolizada por el Muro no parece haber cicatrizado del todo.

Menos mal que eso no lo saben los personajes. Se rememora aquí un caso real, uno de los intentos que no acabó con la vida o la libertad de sus protagonistas: dos familias consiguieron huir en globo al otro lado. Conocer, o intuir, ese final no es el principal problema de la función. Lo es el empeño de sus autores en enfocar sobre todo el aspecto policiaco de la peripecia: cómo preparan la fuga, cómo despiertan las sospechas de la temible Stasi, la persecución final… Pero thrillers de ese estilo los vemos a diario, y más trepidantes. Lo que falta aquí es más contexto. Lo dan por sabido pero llenaría de textura y sustancia un relato de fuga que se queda casi en abstracto: ¿por qué quieren largarse? O por qué da miedo ese vecino suyo tan solícito (es un cargo de la Stasi): tener al enemigo en la puerta de al lado tiene mucho potencial, como explotaba a fondo la serie “The Americans” (tan superior a esta película). Pero aquí se difumina hasta el interesante personaje del policía que conduce la pesquisa.